30 de julio de 2011

Apertura y cierre de El Bulli

Mañana 31 de julio hecha el cierre el que es considerado el mejor restaurante del mundo El Bulli. Pero esto es solo el fin del primer acto, tras el telón la historia continua y durante dos años permanecerá bajado para volver a subir con un nuevo guión en 2014 como un "centro de creatividad".

Una historia que comenzó con un minigolf que Hans Schilling, un médico homeópata alemán y su esposa Marketta construyeron a fines de la década de 1950, tras enamorarse de la cala Montjoi de Roses en Girona.


Después el minigolf se convirtió en un chiringuito, una choza que sirvió de lugar de encuentro de bañistas y submarinistas.


Conocido en Roses como el "bar Alemán" paso a llamarse El Bulli. Nombre elegido por el matrimonio alemán que tenía perros bulldog franceses, a los que coloquialmente se llama "bulli".


Y es que la historia de este restaurante puede escribirse a través de su oferta gastronómica, pero también de una serie de anécdotas. Como la curiosa incorporación de Ferran Adrià a la plantilla del restaurante.

Nota: Próximamente se estrenara el documental: El Bulli: Cooking in Progress.

Entradas relacionadas en Meridianos:
¿Dónde estoy?
La servilleta de Picasso
La mejor pizza de Nueva York
Delicias mortales
La enigmática cena de Einstein en Barcelona
La historia del Mojito
Lo que come el planeta
El último bar
La taza de café mas cara y exclusiva del mundo
Misteriosa desaparición en el mejor restaurante del mundo
Daniel Carasso, el hombre que dio nombre al yogur
La ultima cena del Titanic
Synsepalum dulcificum, la Fruta Milagrosa

1 comentario:

luzdemercurio dijo...

Muy curiosa la historia inicial, de chiringuito donde te tomabas una caña con tapa por unas pesetas a restaurante con listas de espera y ahora fundación. Fundación, todo hay que decirlo, que huele un tanto a rancio, aunque quizá ese olor se deba a la neococina que este químico obra entre fogones.
Un saludo ;)