1 de septiembre de 2014

Campeonato de lucha de malabaristas


Durante la Convención Europea de Malabaristas del pasado mes de julio en Irlanda, se celebró el campeonato internacional de lucha de malabaristas. El torneo EJC2014 en el que participaron los 16 mejores luchadores equilibristas del mundo y cuya final disputaron el alemán Jochen número uno del ranking y el noruego Iver actual número dos. Ambos llegaron invictos a la batalla final tras 9 partidos de la competición.

Un divertido espectáculo en el que esta prohibido golpear al contrario (al menos de manera voluntaria) y cuya finalidad es conseguir tirar una de las tres mazas del rival manteniendo las propias en el aire. Peculiar y entretenido combate, mezcla de malabares, boxeo y judo que puedes disfrutar en el siguiente vídeo:



Entradas relacionadas en Meridianos:
Paracaidismo full contact
Atravesando una cascada con un traje aéreo
Gérard Séty, el artista del disfraz
Campeonato de windsurf bajo las condiciones de un huracán
Kiiking, el columpio extremo
El Hombre Pájaro y Jackie Jones y su gato bailarín
Parahawking, parapente con halcones
El temerario Dean Potter
Ueli Steck el alpinista más rápido del mundo
La lucha como origen del bipedismo
Esquí acuático arrastrado por un avión
Malabares alrededor del mundo
El Club de la lucha de las moscas
Récord de vuelo en helicóptero a pedales
El hombre que descendió esquiando el Everest
Alex Honnold el escalador sin red
'Salto al vacío' bajo el agua
En equilibrio perfecto

28 de agosto de 2014

Shane Koyczan: "La mejor manera de parar a un matón de patio de colegio, la belleza"


Shane Koyczan es un poeta y escritor canadiense, un artista de la palabra que al estilo rapero, aborda temas sociales y políticos cargados de furiosa honestidad y tierna humanidad. Un autor polifacético que incluso llego a recitar en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2010 en Vancouver.





En este vídeo cuenta con su rotunda voz la dura experiencia que le toco vivir. Como fue abandonado por sus padres y criado por su abuela y como sufrió acoso escolar. Una historia contada a modo de poema, con dibujos de 80 animadores que ha cautivado a más de catorce millones de personas de todo el mundo.


Años después se convirtió en lo que más odiaba, un matón de patio de colegio. Un abusón que gracias a la belleza de la poesía se pudo salvar.


Entradas relacionadas en Meridianos:
"Todo es flujo" poesía visual de la física de partículas
El lado oscuro del corazón
Todos los sonidos japoneses en un poema
Cómo las flores cambiaron el mundo
La Senda del Pensamiento de Darwin
La sencilla belleza de los rayos crepusculares
Kintsugi (金継ぎ) el arte japonés de arreglar lo roto con oro
El poema más corto en lengua inglesa
En un soneto a lo Sabina
El hecho más asombroso

27 de agosto de 2014

Cómo ver sin gafas


Imagina por un momento que estas en restaurante con poca luz y te has olvidado las gafas. El menú esta tan borroso, que parece que lo estas leyendo bajo el agua. No te preocupes en este vídeo de MinutePhysics te enseñan un truco de como ver sin tus gafas graduadas:



Sólo debes formar un pequeño círculo con los dedos y mirar a través de él. Voilà como por arte de magia vuelves a tener una vista perfecta.

En el vídeo (toda una lección de óptica que han visto casi 5 millones de personas) el narrador acelerado, explica el por que sucede esto, comparándolo con el proceso de selección de la abertura de una cámara.

A partir de ahora si ves a alguien con un menú, una etiqueta de un bote, o leyendo libros mientras esta mirando a través de su mano como si fuera un telescopio, tal vez es que conozca este truco.

Entradas relacionadas en Meridianos:
Un árbol de Navidad en un ojo

25 de agosto de 2014

De la cabeza de buey a la letra A

Hace unos cuatro mil años, en algún lugar de Medio Oriente - que no sabemos dónde ni cuándo, exactamente - un escribano hizo un dibujo de una cabeza de buey. La imagen era bastante sencilla: una cara con dos cuernos.


Una cabeza de toro que viajó llevada por los mercaderes fenicios, de puerto en puerto por las costas del Mediterráneo, viajes que la transformaban. Durante miles de años el dibujo de la testa de uro, cambió gradualmente a medida que encontraba en su camino símbolos de culturas diferentes: griegos, etruscos, romanos...

Sus formas se hicieron más angulosas, giró a un lado y por último se dio la vuelta, de modo que ahora descansa sobre sus cuernos. Hoy en día ya no representa una cabeza de buey, ni siquiera una consonante.

Nosotros la conocemos como la letra A mayúscula.




La Historia convirtió los dibujos en letras, las pinturas más antiguas en el alfabeto. La cabeza astada de buey pasó a ser la A, el dibujo de una casa se transformó en la B, una puerta en la D, una ventana en la E... etcétera.

Bonus Extra: Cartago y los fenicios. El origen del alfabeto y Alfabeto: la historia de la escritura

Entradas relacionadas en Meridianos:
Una imagen vale más que 500 mil millones de palabras
Palabras raras
Cristina Calderón, la última portadora de las palabras del fin del mundo
Todos los sonidos japoneses en un poema
Emporio celestial de conocimientos benévolos
Un nombre para una nube
La historia del número 1 contada por el Monty Python Terry Jones
Por los cuernos de Moisés
Los primeros "balbuceos" del castellano
Un mensaje para dentro de 5000 años
Un grafiti vikingo en la iglesia de Santa Sofía en Estambul

24 de agosto de 2014

J'adore Paris



Tres semanas en París, para tratar de capturar la esencia de la ciudad de la luz en todo su esplendor. Tres semanas de rodaje y unas cinco semanas de edición, en total más de 400 horas necesitó Paul Richardson para realizar este vídeo J'adore Paris. Lo que significa que para cada segundo fueron necesarias dos horas y media de producción y cuyo espectacular resultado puedes disfrutar aquí:



Entradas relacionadas en Meridianos:
Atravesar París a casi 200 km/h
Hitler en París
La fuente de mercurio que estuvo junto al Guernica de Picasso
París inundado
No me arrepiento de nada
La desconocida del Sena
La tumba de Victor Noir, una estatua con una erección post mortem
La servilleta de Picasso