30 de julio de 2014

Test para saber si eres un ser humano



Divertida charla TED del humorista Ze Fran, en la que realiza un pequeño cuestionario para determinar qué personas del publico que le escucha son humanos. Una especie de test inverso del Test de Turing con una serie de preguntas sencillas. Una lista que incluye preguntas tontas sobre si comes mocos, a las más sinceras reflexiones sobre el amor perdido.

Por favor, relájate y recuerda levanta la mano si la respuesta es si.

Comenzamos...



Entradas relacionadas en Meridianos:
Test de Voight-Kampff
¿Qué tiene de especial el cerebro humano?
Experimentos de control mental
Cuéntame tu obsesión
Otra especie humana
El Club de la lucha de las moscas
La lucha como origen del bipedismo
El Síndrome de Attenborough
Las ondas cerebrales de Albert Einstein
Una nueva especie en el zoo de Bristol

29 de julio de 2014

Fusilado por agitar un trapo rojo

Esta es la historia de un pobre desgraciado de Ávila que un mal día de borrachera por agitar un trapo rojo fue fusilado. Una anécdota que el escritor gallego Ramón de Valenzuela contó, ya que coincidió con el ebrio abulense y abanderado casual, en la cárcel de la ciudad castellana.


Relato que comienza con Ramón como soldado republicano durante la guerra civil, y tras pasar por Francia donde había huido, acaba como prisionero político en Ávila junto al desconocido protagonista.

En tierras galas, Ramón fue internado en el campo de concentración de Argelès-sur-Mer, y tras ser liberado colaboró con el ejército francés como oficial republicano. En 1941 con la ocupación alemana, la Gestapo lo detiene y entrega a la Brigada Político-Social. Es juzgado en Ávila y condenado a 20 años y un día, pena que cumple en la misma prisión de Ávila.

Un suceso tragicómico que el autor gallego cuenta en una de las cartas que recoge el magnifico libro: Dos vidas y un exilio: Ramón de Valenzuela y María Victoria Villaverde:

"...de todos los campesinos y artesanos abulenses que murieron fusilados en la Prisión  Provincial de Ávila, que fueron muchos cientos, solamente hubo un caso de uno que fue ante el pelotón llorando y proclamando su inocencia y, antes de morir pidió una botella de aguardiente que le privara del conocimiento. Se trataba de un pobre hombre que no tenía ni la más ligera idea de lo que era la política y un día de borrachera salió a la calle con una bandera roja. Cuando supo que lo iban a detener, huyo y un año después lo detuvieron.

El consejo de guerra del infeliz estuvo lleno de contradicciones. En el veredicto final fue declarado activo comunista y espía de las fuerzas marxistas."




Historia que inevitablemente me recuerda a esta secuencia de la película de Charles Chaplin, Tiempos Modernos (Ver película completa en YouTube). Escena donde aparece un obrero que es encarcelado por participar en una manifestación en la que se encontraba por casualidad.

Entradas relacionadas en Meridianos:
'La ermita de los Judíos', una ermita dentro de una sinagoga
Segadores celebrando el día de Santiago
Los primeros "balbuceos" del castellano
Cena en el Lhardy
Una catedral dentro de una muralla
Los secretos de Ávila
En busca de Invernalia por tierras abulenses
Las 'otras' murallas de Ávila
Pegada de carteles electorales en Ávila en el año 1936
Un día en Ávila
¿Fue Santa Teresa de Ávila la inventora de las patatas fritas?
Por las carreteras de Ávila en busca de "La Segunda Oportunidad"
¿Existe el humor de Ávila?
Principales salidas laborales de la provincia de Ávila
Arturo Duperier, un científico universal olvidado
La ciudad de Ávila, un gran plató de rodaje
Charles Amador, el falso Chaplin
Cómo pedían trabajo los parados de Ávila en 1933

28 de julio de 2014

Impresionante marea de miles de scooters en el Puente Taipéi de Taiwán



Los ciclomotores son un medio de transporte muy popular en los países asiáticos por su tamaño y bajo consumo. Y estas imágenes grabadas el 19 de mayo en el Puente Taipéi de Taiwán, son un claro ejemplo de esta afición. El vídeo de aproximadamente doce minutos muestra en tiempo real, el tráfico que soportan estoicamente los taiwaneses cada día. Una lección de paciencia en mitad del atasco y que queda reflejado en sus rostros, en un estado aparentemente imperturbable, como en trance sin mostrar ninguna emoción.

El sonido y el movimiento me recuerdan a una enorme marabunta de hormigas en busca de nuevos territorios.



Entradas relacionadas en Meridianos:
"On any Sunday", la mejor película sobre la pasión por las motos
Escenas de China
Aprender a leer chino... ¡con facilidad!
Los "Monjes Maratón" del Monte Hiei
Esto es Shanghaí
'Yee Peng' el festival de los farolillos de papel
La isla de Aogashima (青ヶ島村) el pueblo más pequeño de Japón
"Por turnos", la nueva señal de tráfico
Hadaka Matsuri (裸祭り) el festival del hombre desnudo
Dafen, la ciudad de los copistas
Desde Japón con amor (y un poco de dashi)
Los tres puentes naturales de Wulong

積ん読 Tsundoku



積ん読 Tsundoku. Palabra japonesa que indica el acto de dejar un libro sin leer después de comprarlo, por lo general amontonado junto a otros libros no leídos.



Una palabra que deberíamos incorporar a nuestro idioma. Y que muestra esa delgada linea que separa la bibliofilia o la acumulación por el amor a los libros de aquél al que gusta leer, y el trastorno obsesivo-compulsivo de acaparar muchos libros o bibliomanía.

Entradas relacionadas en Meridianos:
¿A qué huelen los libros viejos?
Las lecturas veraniegas de Bill Gates
El Hanami (花見) o la tradición japonesa de observar la belleza de las flores
Todos los sonidos japoneses en un poema
Los libros en el cine
El manuscrito Voynich
El poema más corto en lengua inglesa
Dafen, la ciudad de los copistas
Una imagen vale más que 500 mil millones de palabras
BOOK, el definitivo dispositivo de lectura
Un cómic medieval
Kintsugi (金継ぎ) el arte japonés de arreglar lo roto con oro
Titina la palabra más larga en lengua inglesa

21 de julio de 2014

Los ojos llorosos de Neil Armstrong tras pisar la Luna



Hoy se cumplen 45 años de los primeros pasos del hombre en la Luna. Seis horas después del alunizaje, a las 02:56:14 UTC del 21 de julio de 1969, Neil Armstrong ponía su pie izquierdo sobre la superficie lunar.

Ese fue el comienzo de una caminata de más de dos horas, la primera actividad extravehicularEVA. Dos intensas horas en las que Neil Armstrong y Buzz Aldrin instalaron un ALSEP con ocho experimentos, clavaron una bandera estadounidense, dejaron un disco con los mensajes y saludos de todas las naciones del mundo y recogieron 22 kg de rocas.

Después regresaron al módulo lunar en la Base Tranquilidad, el último en entrar fue un eufórico Armstrong. Ya dentro y después de quitarse el casco, Buzz hizo esta foto a su compañero. La fotografía AS11-37-5528 donde se ve a un emocionado Armstrong con los ojos llorosos.

Armstrong de carácter introvertido, el más evasivo de la tripulación del Apolo 11, el experimentado piloto de combate en la Guerra de Corea, el ingeniero aeroespacial, el preparado astronauta, no puede ocultar sus emociones y sonríe y llora a la vez. Su rostro con los ojos vidriosos, refleja el impresionante momento que acaba de vivir.

Un estado emocional que describió más tarde como "eufórico, extasiado y extremadamente sorprendido del éxito que tuvimos."

Foto archivo fotográfico NASA The Apollo Flight Journal

Entradas relacionadas en Meridianos:
La ilusión de la Luna
Los seres humanos más veloces
El olvidado programa espacial de Zambia
Radiografía de una foto
Tropiezos en la Luna