19 de febrero de 2008

Delicias mortales

Hay alimentos tóxicos o peligrosos que se consideran una exquisitez por algunas culturas en varias partes del mundo. En la mayoría de los casos, una agradable fiesta culinaria que puede convertirse en una ruleta rusa.

¿Podrías asumir los riesgos de comer estas delicias mortales?

Fugu: una delicia venenosa

El fugu o pez globo es un manjar tan suculento como mortal. El riesgo de morir envenenados no disuade a sus adeptos, dispuestos a pagar más de 300 euros por ración .





Es un pez curioso: cierra los ojos, no tiene escamas, cuando tiene miedo se hincha. Sobre todo tiene una particularidad terrible: contiene tetratoxina un veneno mortal. Es un pez fulminante. Su carne, sin embargo, es tan deliciosa que los gourmets japoneses, con peligro de su vida, han consagrado el fugu mortal como rey de los peces.


Se necesitan 5 años almenos para que un chef para dominar el arte de preparar el plato:



La muerte por intoxicación de fugu es bastante horripilante. El veneno paraliza el sistema nervioso pero no entra en el flujo sanguíneo, de esta forma la víctima es plenamente consciente pero poco a poco va perdiendo movilidad en los músculos hasta el punto de no poder hablar. Finalmente muere por asfixia. Actualmente, no existe ningún antídoto.


El problema es que hay ciertas personas que piensan que “un poquito” de veneno de fugu es muy muy sabroso y comen ovarios e hígado de fugu en pequeñísimas cantidades para que no sea letal .Aun así cada año se dan uno o dos casos de muerte por ingestión de fugu en Japón.

"San Nak Ji" o pulpo vivo



El "San Nak Ji" es una delicadeza culinaria en Corea y Japón. El disfrute de comer este alimento es cuando el pulpo todavía se está moviendo y los tentáculos se pegan al paladar. El desafío esta en masticar y tragar el pulpo vivo. Se dice que hay un promedio de 6 muertes por asfixia cada año en Corea del sur.





La yuca o mandioca





La mandioca se utiliza a menudo en la cocina latinoamericana. Sin embargo, si no es correctamente cocinada, las raíces contienen cantidades pequeñas pero suficientes para causar potenciales molestias de sustancias llamadas linamarina y lotaustralina. Estos son glucósidos cianogénicos que se convierten en ácido prúsico (cianuro de hidrógeno), por la acción de la enzima lanamarasa, que también se encuentra presente en los tejidos del tubérculo.

Los tubérculos de yuca también contienen cianuro libre, hasta el 12% del contenido total de cianuro. (La dosis letal de cianuro de hidrógeno no combinado para un adulto es de 50 a 60 mg, sin embargo la toxicidad del cianuro combinadon es muy conocida. Los glucosidos se descomponen en el tracto digestivo humano, lo que produce la liberación de cianuro de hidrógeno. Si se hierve la yuca fresca, la toxicidad disminuye muy poco.


Rana toro africana

La rana toro gigante africana se considera una delicatessen en Namibia. Se comen la rana entera a excepción de los órganos internos. En la mayoría de las culturas, solamente ciertas partes del cuerpo de las ranas, se comen tales como las ancas pues la mayoría tienen la piel y los órganos internos venenosos. Una rana toro puede contener a veces una toxina que produce el fallo de los riñónes en la mayoría de los casos.

El ackee

El ackee (Blighia sapida) es la fruta nacional de Jamaica, traída de África del Oeste en el siglo XVIII. El fruto se produce dos veces al año, entre enero y marzo y luego entre junio y agosto. La fruta, de color amarillo, tiene la forma de una cápsula oblonga y contiene tres arilos de color crema (Figura 1). Se pueden consumir los arilos sin riesgo para la salud cuando la fruta se vuelve roja y se abre ante la exposición de los rayos del sol. De manera común se hierve en agua o leche y se come solo o incluido en platos de carne o pescado. En algunos países de África, se consume crudo. Su consumo cuando no está maduro produce vómitos y casos de intoxicación fatales. Los efectos tóxicos en la salud son producidos por las hipoglicinas A y B, que tienen un efecto potente hipoglicemiante responsable del cuadro clínico y de la muerte,

Más delicias mortales en Trifter.com

2 comentarios:

césar dijo...

Hola, me no he encontrado otra forma de contacto contigo, así que te dejo este comentario:
Soy César y trabajo en el programa Red Babel, el programa de tecnología de Radio3 de RNE.

me pongo en contactco contigo porque estoy preparando para este sábado 23 de febrero un programa especial dedicado a blogs y quería contar contigo.

El programa se realiza en directo de 10 a 12 de la mañana desde Prado del Rey (Pozuelo de Alarcón).

Puedes ponerte en contacto conmigo en el correo del programa mundobabel.rne@rtve.es.

Espero tu respuesta, un saludo,
César

Chem dijo...

Las semillas de las manzanas tambien tienen glicosidos cianogeneticos que le dan su sabor almendrado, comer muchas de estas semillas tambien tendria un efecto toxico.