24 de noviembre de 2010

El sepulcro de un bufón en la Catedral de Barcelona

Si visitas la catedral gótica de Barcelona busca de entre la larga lista de personalidades allí enterradas, al lado de la puerta que conduce a la capilla de Santa Lucía, entre tumbas de reyes, obispos y ricos comerciantes, el sepulcro de un tal Mossèn Borra.


Un osario con la lápida de bronce y que representa a un bufón con lujoso traje y un cinturón terminado en cascabeles. A sus pies aparece un perro dormido, símbolo de la fidelidad. Y rodeando el sepulcro se lee esta inscripción latina: Hic jacet Dominus Borra miles gloriosus. Facta fuit sepultura ista anno domini MCCCCXXXIII. Lo que traducido, significa: Aquí yace el señor Borra, gran fanfarrón (1). Fue hecha esta sepultura el año del Señor de 1433.

Un bufón cuyo verdadero nombre era Antoni Tallander, y que estuvo bajo las ordenes de los reyes Martín I de Sicilia y en la corte de Alfonso V de Aragón el Magnánimo. Un peculiar personaje del que se decía:

"Buen gramático, varón sutilísimo en todo linaje de chistes y agudezas para burlar la vanidad y orgullo de los que ostentan sabiduría más por amor a la lisonja que a la filosofía y a la virtud; de modo que, al paso que cuentan hechos y ocurrencias alegres y sobremanera chistosas, le prodigan el dictado de docto."

En 1416 fue enviado como diplomático al Concilio de Constanza donde espió para su rey, al Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Segismundo de Luxemburgo.

Pero fue a partir de un documento inserto en el Diario de Barcelona de 31 de diciembre de 1792 cuando Mossèn Borra adquiere gran notoriedad. Un texto de 1446 escrito en latín con mucha gracia, una carta donde el rey Alfonso V otorga en consideración a su vejez y servicios prestados por el citado Mossèn Borra, y á no tener dientes ni muelas, se le suministren todos los vinos que él quiera.

Un texto muy largo pero que no me resisto a reproducir en su integridad:

"D. Alonso, por la gracia de Dios, Rey de Aragón y de Sicilia por una y otra parte del Faro, de Valencia, de Jerusalén, de Hungría, de Mayorcas, de Cerdeña, de Córcega, Conde de Barcelona, Duque de Athenas y Neopatria, y también Conde de Rosellón y Cerdaña. Por cuanto vuestra virtud de vos el magnífico, noble y amado nuestro Mossen Borra Caballero, y la jocosa sabiduría que tanto agrada a los Príncipes, Pueblos y hombres, como que es la delicia del género humano, pide que nuestra Magestad, de quien sois tan estimado, provea de modo que vuestra salud, esto es, la alegría de los hombres se conserve cuanto sea posible; y principalmente habiendo prometido bajo juramento a la ciudad de Barcelona que ni aquí ni en el camino moriríais, sí que regresaríais a ella vivo, queriendo Dios; y aunque es verdad que la vida del hombre se sostiene con la comida y bebida, viendo que os halláis privado casi del todo del auxilio de la primera de estas cosas, porque os faltan los dientes de suerte que apenas podéis comer, y habéis vuelto a la niñez en que se carece de ellos, hemos juzgado con afecto maternal, que como niño debéis ser mantenido con bebida solamente. Así pues, no pudiendo alimentaros de otra leche, es preciso uséis del vino, que siendo bueno, se llama leche de viejos, a causa de que les alarga mucho la vida. En esta atención por el tenor de las presentes concedemos licencia y plena facultad a vos el dicho noble Mossen Borra, en esta nuestra carta, para que por todo el tiempo que viváis podáis libre y seguramente, y sin incurrir en pena alguna, beber y echar tragos, una, muchas, muchísimas y repetidas veces, y aun más de lo que conviene, de día y de noche, en cualquier lugar y a todas horas en que os diere la gana y fuere de vuestro gusto, aunque no tengáis sed, de toda especie de vinos, ya sea vino dulce Griego y latino, Malvasía, Tirotónica, Montanasí, Bonacía, Guarnatsía, vino especial de Calabria, y de Santo Nocheto, Resas, Marnano, Noseja, Afasitea, Moscatel, del Fanello de Terracina, del Pilo, Falso amico amabile, Manjacentobono, vino de Eli, y de Fiano, Moscato de Clayrana, y de Madramaña, vino de Madrigal, de Coca, de Yepes, de Ocaña, de S. Martín de Val de Iglesias, de Toro, de las Lomas de Madrid, y también de Cariñena; o ya sea lo que se llama Clareya y Procás, y otras cualesquiera especies de vinos, con tal que no sea agrio ni mezclado con agua, sino puro y de aquellos que tienen por excelentes nuestros Aforadores, y cuyos nombres os son ya bien conocidos. Y para que el dicho noble Mossen Borra podáis abusar más libremente de nuestra gracia, os conferimos y damos facultad absoluta para que podáis crear o constituir uno o más Procuradores o substitutos, que en vuestro nombre y por vos, cuando estaréis ya harto de beber, que creemos sucederá rara vez, traguen, apuren y beban en la mejor forma de los vinos expresados y mejores. Mandando por esta nuestra Carta a nuestro Bodeguero mayor y a los demás de nuestra bodega, a los Vinateros, Cocineros, Ayudantes y otros cualesquiera que tengan jurisdicción en los vinos, o sean sus dependientes, a todos y a cada uno en particular bajo la pena de dos mil florines, de que sólo podáis perdonar los mil, y de privación de oficio y del vino, que vistas las presentes, y por sólo su simple manifestación os den por fuerza a gustar, y si conviniere a beber todos los vinos que queráis y fuere vuestra voluntad: y sepan que no han de hacer lo contrario; si quieren evitar estas penas, antes bien os asistan con obra, consejo y auxilios oportunos. En testimonio de lo cual, mandamos expedir las presentes, autorizadas con todos los sellos de nuestra curia: Dadas en Castelnovo de Nápoles a 31 de diciembre del año del nacimiento de nuestro señor Jesucristo 1446. Yo el Rey D. Alonso. Vista por el Bodeguero mayor. Nuestro Señor el Rey mandó que lo escribiese a mí Francisco Martorell."


Un curioso personaje, borrachín, bufón, espía, juglar... que no podía faltar en Meridianos.


Nota 1: Miles gloriosus es el título de una obra del comediógrafo Plauto. La traducción exacta sería Soldado glorioso o valeroso, pero desde Plauto hasta hoy se le ha dado un sentido irónico.

Si te ha gustado la historia de Mossén Borra puedes votarla en menéame y en bitácoras.

Fuentes:
-Barcelona rebelde: guía histórica de una ciudad Escrito por Guillem Martínez
-España : sus monumentos y artes, su naturaleza e historia. Tomo 1
de Pablo Piferrer y Francisco Pi Margall ; con notas y adiciones de D. Antonio Aulestia Pijoan

-Barcelona antigua y moderna, ó Descripcion é historia de esta ciudad desde su fundación hasta nuestros días de Andreu Avel·lí Pi i Arimon
-La Barcelona del viento de Mercè Vallejo
-Tres cartas autógrafas e inéditas de Antonio Tallander. Maestro de los albardanes. 

Fotos wikipedia 1 y 2.

Otros entradas relacionadas:
La enigmática cena de Einstein en Barcelona
Daniel Carasso, el hombre que dio nombre al yogur
Las 2 en punto
El secreto Gaudí
Una visita a los cementerios de Meridianos
Joseph Pujol, Le Pétomane, el pedorro
La sombra del peregrino
Solsticio de verano en Zugarramurdi, La Catedral del Diablo
'La ermita de los Judíos', una ermita dentro de una sinagoga
Un cerebro oculto en la Capilla Sixtina
De como un ciego se convirtió en el mayor viajero de la historia
Por los cuernos de Moisés
Daghe l'aiga a le corde! (¡Agua a las cuerdas!)
Galaxias en una copa de vino
El pasadizo secreto del Vaticano
Allí donde mira la Gran Esfinge de Giza
La navaja oculta de Ockham
El mejor funeral de la historia

6 comentarios:

Bovolo dijo...

Genial la historia.

La próxima vez que vaya por la catedral ya me fijaré.

Saludos!!

Olga dijo...

El artículo es muy bueno y las fotos son impresionantes. Espero poder ver la catedral en persona.

http://myhappywindow.blogspot.com/

Alejandro Rivero dijo...

Es curioso lo de los bufones como espias y mensajeros. Tambien Estebanillo Gonzalez oba de ese palo. Pienso que era en parte por don de gentes y en parte por saber bastantes idiomas, al menos en el caso de Estebanillo.

fugit dijo...

No entiendo lo de las fechas, puesto que en la sepultura dice 1433 y la carta 1446… algo no me cuadra…
Saludos

eLzO dijo...

Aunque el sepulcro fue tallado en 1433 Tallander no fue enterrado allí hasta 13 años después en 1446 año que falleció.

Henty Amenty dijo...

También Estebanillo González usaba y abusaba del alcohol. No debía ser tan fácil la vida de estos personajes...