5 de noviembre de 2007

Las 2 en punto



"Las dos en punto" son dos estatuas de bronce policromado en talla natural de dos ancianitas muy peculiares situado en el parque de La Alameda de Santiago de Compostela. Es el homenaje que rinde la ciudad a Maruxa y Coralia conocidas como “Las Marías”, dos personajes públicos, amadas por los compostelanos que vivían de la caridad y que transgredieron ciertas normas de conducta de los años 1950 y 1960 puesto que eran solteras y vestían y se maquillaban con colores excesivos.


Maruxa e Coralia, fueron dos personajes llenos de vida que se les veía por las calles de Santiago engalanadas con trajes de colores de su propia fabricación, maquilladas en exceso con colorete, carmín y rimel casero sobre una cara blanca como el arroz que les daba un aspecto carnavalesco sobre el escenario gris de la ciudad. Solían salir de paseo a piropear a los chicos guapos y mantenían actitudes ariscas con las chicas, sobre todo con aquellas que eran hermosas.


Imagen real de Maruxa y Coralia.


El nombre de “Las Dos en Punto” se refiere a la hora que comenzaba el paseo diario del mediodía para piropear estudiantes. Otra versión dice que se les llamaba así , por que siempre al preguntarles la hora siempre respondian "las 2 en punto". Muchos fingían estar enamorados de ellas y les declaraban su amor, a los cuales Maruxa e Coralia les agradecían sonriendo y guiñando los ojos coquetamente. Algunos afirman que las viejecitas pellizcaban el trasero a los estudiantes de buen ver, de allí que una de las esculturas tenga la mano extendida.

El autor de esta escultura, situada desde julio de 1994 en el paseo central del Parque de la Alameda, es César Lombera.

Imagen de las dos en punto flirteando con los estudiantes


Hace poco las estatuas recibieron un nuevo “look”, fueron repintadas debido a los manoseos de los turistas y curiosos que se acercan a hacerse una fotografía con estas viejecitas tan de Santiago como la mismísima Catedral.

En la chocolatería Metate hay colgada una fotografía de Las Marías donde puede verse claramente el aspecto que lucían fielmente reproducido en “Las dos en punto”.

Se dice que eran excepcionales porque vivieron una historia difícil. Perdieron a sus padres muy pronto, en la guerra civil española.


Texto de Suso de Toro sobre las dos en punto:

Las Marías, o las Dos en Punto, eran personajes de la vida diaria en Santiago, dos mujeres locas que se creían jovencitas y que eran tratadas con burla pero también con cariño. Pero lo que no se decía, y lo que por fuerza ignorábamos los más jóvenes, es que aquellas dos máscaras escondían, además de una cierta locura, las miserias de la represión fascista. Eran de una familia de sindicalistas, los Fandiño, perseguidos, castigados, exiliados, y ellas mismas violentadas, torturadas y vejadas. La vida bajo el franquismo era toda una mentira, la vida personal, la vida familiar y la vida social. Bajo la apariencia de vida común se ocultaba la violencia y el horror.