7 de febrero de 2011

Con el Fuego de San Telmo en los cuernos

El fuego de San Telmo es un extraño fenómeno meteorológico descrito desde la antigüedad, pero uno de los fenómenos naturales eléctricos menos conocidos y con el que es más difícil encontrarse.

Fuego de San Telmo en la cabina de un avión.


Una descarga luminiscente o resplandor luminoso semejante a pequeñas chispas que saltan de los objetos metálicos y punzantes. Fogonazos provocados por la electricidad estática de la atmósfera dentro del fuerte campo eléctrico que originan las tormentas eléctricas. Ese plasma adquiere un resplandor blanco azulado, que a veces tiene la apariencia de un haz de fuego e incluso puede formar largos e impresionantes chorros.

Fuego de San Telmo en la arboladura de un barco en el mar.
Habitualmente se puede observar en los mástiles de los barcos durante las tormentas eléctricas en alta mar y su aparición es considerado un buen augurio por los marineros.

Aunque se le denomina "fuego" es en realidad plasma producido por un campo eléctrico alrededor de un objeto por la ionización de las moléculas de aire.

Fotograma de la premiada serie televisiva "Paloma solitaria" donde se ve el fuego de San Telmo.
Pero este meteoro ígneo que toma el nombre del patrón de los marineros, también aparece como un resplandor brillante blanco-azulado en estructuras como pararrayos, chapiteles de iglesias, chimeneas, torres y en otros sitios menos habituales como en hojas, hierba y hasta en las puntas de los cuernos de animales. 

Un fenómeno que fue visto por Colon, Magallanes y Darwin y descrito por escritores como Julio Verne y Shakespeare.

Sin embargo este extraño meteoro en astas de animales rara vez ha sido filmado y para poder imaginar como es tan sorprendente fenómeno debemos recurrir a las películas del oeste. Por ejemplo en la considerada como la mejor serie western de televisión "Paloma Solitaria", en su primer episodio aparece durante una estampida esta espectacular imagen:



También en el gran western "El último atardecer" Kirk Douglas nos explica de una manera preciosa tan singular espectáculo de la naturaleza:



Si te ha gustado puedes votar la entrada en Menéame y en Bitácoras. Gracias

Entradas relacionadas en Meridianos:
Un lago de fuego
Las Luminarias de San Bartolomé
La sencilla belleza de los rayos crepusculares
Por los cuernos de Moisés
El espectáculo natural de las luciérnagas sincronizadas
Cuando la lava volcánica llama a la puerta de tu casa
Rayos y relámpagos
Catatumbo el relámpago perpetuo
El mar en llamas, el Mar de ardora
La verdadera "zarza ardiente" de Moisés
Fabricando rayos en el laboratorio
Un cometa entre fuegos artificiales y relámpagos