13 de diciembre de 2010

Rayos y relámpagos

Impresionantes fotografias de rayos, esas poderosas descargas electrostáticas producidas durante una tormenta eléctrica. Más rápidos que una bala y capaces de alcanzar una temperatura 6 veces mayor que la superficie del sol. Uno de los fenómenos naturales más observados y al mismo tiempo, uno de los más misteriosos.

Un rayo 'presidencial' justo a la entrada de "La cámara secreta del Monte Rushmore". Foto PDN.


Un espectáculo de la naturaleza que sucede hasta ocho millones de veces al día en nuestro planeta, unos 6.000 cada minuto y que siempre que vemos nos sorprende. Rayos que se producen en las dos mil tormentas que hay activas a la vez en distintos lugares del planeta, con una total de unas 40.000 cada día.

"Un cometa entre fuegos artificiales y relámpagos" impactante imagen difundida por Internet en miles de sitios.


Un rayo cae sobre 'Lady Liberty' durante una tormenta eléctrica. Foto Jay Fine.


Un rayo cayendo sobre un tendido eléctrico que tiene truco. Todo incluso las vacas ha sido creado en el laboratorio. Foto NGM.


Rayos sobre edificios de Hong Kong. Foto NGM.

Un solo rayo puede alcanzar los 30 millones de voltios y 100.000 amperios. Una gran tormenta eléctrica “puede acumular más energía que la contenida en una bomba atómica”, The Science of Lightning, Thunder and Thunderstorms.

"Catatumbo el relámpago perpetuo" aquel que aparece sobre los cielos del estado venezolano de Zulia entre 140 y 160 noches al año.


51 rayos en una sola imagen. Realizada en una secuencia con 42 tomas durante 32 minutos, en mitad de una tormenta eléctrica en Atenas el pasado 28 de Junio. Foto APOD.


Fotografía del volcán Chaitén que tras 9.000 años de inactividad comenzó a expulsar lava, cenizas y rocas ardiendo. En una erupción que produjo una espectacular actividad eléctrica, y donde algunos quieren ver la cabeza de un elefante.


El diseño mas reconocido de Eiffel iluminado por una tormenta de rayos.


En Dubái, electricidad natural y artificial se mezclan iluminando la noche. Mientras las agujas dentadas de los rayos zurcen el cielo encapotado, el hotel Burj al Arab, de 321 metros de altura, resplandece en verde al borde del Golfo Pérsico. Foto NGM.


Un rayo solitario amenaza con estropear un día de playa. Foto NGM.


Un consejo final ten cuidado y que no te parta un rayo.


Entradas relacionadas en Meridianos:
Fabricando rayos en el laboratorio
El rayo verde
Luz Zodiacal
La sencilla belleza de los rayos crepusculares
Catatumbo el relámpago perpetuo
Un cometa entre fuegos artificiales y relámpagos
El lugar más frío del universo
La Sombra del Oso
El mayor espectáculo estelar de la civilización moderna
Una ventana al Universo

3 comentarios:

lurdscontes dijo...

Impresionante

Max Birrax dijo...

Simplemente magníficas...

Atenea y Xena dijo...

Hace cuatro años, estuve practicamente debajo de una tormenta de estas. Bufffffffffff¡¡¡¡
Pensé que había llegado mi día...
Ja, ja, ja...

En serio, tengo un recuerdo expantoso de la media hora que tardé en encontrar un refugio para protegerme. No había vuelto a sentir tanto miedo, desde que vi con once años, el Exorcista. Ja, ja...

Un besito.
AT.