13 de agosto de 2008

Luz Zodiacal

Conocido como falso amanecer, la Luz Zodiacal es una luz tenue de forma triangular, que puede apreciarse en el cielo nocturno a lo largo del plano donde se encuentran las constelaciones del Zodiaco.

Luz Zodiacal en el Observatorio del Roque de los Muchachos , La Palma , Julio 2007. Fotografía de Brian May.

Este fenómeno causaba el terror en los antiguos egipcios. Esta pirámide de luz aparece en el oriente durante las últimas horas antes del amanecer justo antes del crepúsculo matutino en el otoño, y en el occidente después de la puesta de Sol, durante la primavera.

El cono de luz es más brillante cerca de la base donde tiene unos 25° de ancho, y desaparece gradualmente al aumentar la distancia. Su brillo cerca del horizonte es semejante al de la vía láctea.


Las oriónidas caen por debajo de la Vía Láctea y a la derecha de Venus. Con el fondo de las luces zodiacales.

Durante muchos siglos se desconocía el origen de la Luz Zodiacal. Ahora se sabe que es una extensión de la corona solar y es debida a la dispersión de la luz por partículas de polvo y electrones que se encuentran entre el Sol y la Tierra.
Uno de los mayores expertos en la Luz Zodiacal es Brian May, el mítico guitarrista y compositor del legendario grupo musical Queen.


Aunque parezca mentira el famoso guitarrista de Queen ya es todo un doctor en astrofísica. May publicó su tesis doctoral recientemente. La tesis completa aparece en el libro "Estudio de las velocidades radiales en la nube de polvo zodiacal". El estudio realizado por el guitarrista se centra en las 250 observaciones que realizo entre 1971 y 1972, en el Observatorio del Teide en Izaña.


Después de un paréntesis de 30 años, May retomo sus estudios que abandonó tras unirse a Queen y decidir que la guitarra eléctrica le seducía más que los agujeros negros.
Su apuesta profesional por el rock, sin embargo, no fue una decisión sencilla. A May siempre le había fascinado la astronomía desde que era un niño, al menos tanto como la música. Cuando sólo tenía siete años, sus dos juguetes favoritos ya reflejaban las dos grandes pasiones de su vida: una guitarra española que le regalaron para su cumpleaños y un telescopio casero que había construido con ayuda de su padre, un ingeniero eléctrico también aficionado a los astros."Solía asustar a los vecinos al ponerme en mitad de la calle con mi telescopio para captar algún objeto emergiendo por el este", recuerda May en su página Brianmay.com. "Para mí fue increíble descubrir lo que se podía ver: las lunas de Júpiter, los anillos de Saturno...".

De hecho, si no fuera por el espectacular éxito de Queen, es muy probable que May se hubiera convertido en un gran astrofísico.

Brian May en su visita al Observatorio del Roque de los Muchachos en 2007:
video


El guitarrista cósmico
El mayor cazador de galaxias
Entrada relacionada:
Aurora boreal