6 de enero de 2010

El Cisne de Plata, un autómata del siglo XVIII


Mark Twain lo describió en su bestseller "Inocentes en el extranjero ", un diario viajero donde decía que: " El Cisne de Plata tiene vida propia con su grácil movimiento y una mirada inteligente en sus vivos ojos, le vi nadar de forma tan natural, que parecía haber nacido en un pantano en vez de una joyería"

El escritor estadounidense, pudo ver el cisne en la Exposición Universal de París en 1867. Realizado a tamaño natural totalmente de plata, con un mecanismo de relojería y una caja de música en su interior, que son los que le dan "vida".


John-Joseph Merlin fue su creador y tras pasar por varias manos, John Bowes lo compró en 1872 para su colección. Ahora el cisne es la estrella del Bowes Museum del cual es logotipo. Entre obras de El Greco, Goya, Canaletto y otros tesoros increíbles, se le puede ver en funcionamiento una sola vez al día. A las dos de la tarde con puntualidad inglesa, un operario acciona el mecanismo de cuerda y el ave plateado, realiza su esperada actuación de apenas 40 segundos:



Vídeo extra, "las tripas" de el cisne de plata. La restauración que sufrió en 2008 es documentada por la BBC.

Vota la entrada en menéame si te pareció interesante. Gracias!.

Entradas relacionadas:
El Tesoro de San Genaro
Bezoar, la piedra mítica
Siete tesoros perdidos
Llaves con historia
Las cosas más raras y valiosas del mundo
La Isla de los Faisanes: seis meses española, seis meses francesa
La historia increible del lápiz