3 de marzo de 2012

Nadie es perfecto (excepto Billy Wilder)


Este mes se cumplen 10 años de la muerte de Billy Wilder el director más irónico, ácido, cínico, corrosivo y punzante que ha dado Hollywood, pero que consiguió imprimir un sello tan personal en sus películas que se convirtió en un género en sí mismo. Para ello desde Meridianos quiero recordar a este enorme cineasta con un par de magníficos documentales y alguna de sus películas.


El director que se definió a si mismo como "un hombre perfecto al 60 %" repasa en este documental  su infancia, sus años en Berlín como periodista -entrevista frustrada a Freud incluida-, sus primeros guiones en Alemania, y su huida a París tras la llegada al poder de los nazis:



Uno, dos, tres (1961):


El apartamento (1960):


Con faldas y a lo loco (1959)




Como dijo Fernando Trueba en 1994 al recibir el Óscar por su película Belle Époque:

"Me gustaría creer en Dios para agradecérselo. Pero solo creo en Billy Wilder, así que, gracias Mr. Wilder."

Al día siguiente Billy Wilder le llamó por teléfono y le dijo:

"Hola Fernando, soy Dios."

Entradas relacionadas en Meridianos:
"Me llamo John Ford y hago películas del oeste"

El cameo secreto de Alfred Hitchcock
76 años de un genio: Un recorrido por el cine de Woody Allen
Tarantino y su fetichismo por los pies
Regreso a Sad Hill: El cementerio de el Bueno, el Feo y el Malo
"Soy ateo, gracias a Dios." Luis Buñuel
Bromas de 'Los Malditos Bastardos'
Un taxista llamado Robert De Niro
Esta no es una película sobre Vietnam, ésta película es Vietnam
Chroma Key los secretos del cine tras una tela verde
Una peli para ver un domingo cualquiera: 'Pequeñas mentiras sin importancia'
Un día en Casablanca
La escena inedita de Barbra Streisand en "Indiana Jones y el templo maldito"
La Princesa Leia y su bikini dorado
El antes y el después de famosos rodajes