2 de mayo de 2016

El tamaño de las alas de los ángeles

Dibujo comparativo de los los músculos de un brazo humano y el ala de un murciélago. 






Hace mas de 90 años el genetista y biólogo evolutivo J.B.S. Haldane, -uno de los pioneros de la divulgación científica y de los primeros en aplicar la matemática a la selección natural-, escribió el ensayo On Being the Right Size sobre el tamaño de los seres vivos, un tema que hoy integra el nuevo campo de investigación conocido como bio-ingeniería.

Un maravilloso texto de J.B.S Haldane, El tamaño adecuado todo un clásico de la literatura científica donde se afirma que el tamaño de los seres vivos define la complejidad de sus órganos internos. Unas pocas consideraciones que muestran que para cada tipo de animal hay un tamaño óptimo.
"Para cada tipo de animal existe el tamaño más conveniente, y un cambio de tamaño importante acarrearía inevitablemente un cambio de forma." (...)
"Los animales superiores no son más grandes que los inferiores porque sean más complicados. Son más complicados porque son más grandes."

El tamaño si que importa. Por ejemplo, los insectos, no necesitan venas, arterias, para transportar el oxígeno, sino que éste es absorbido a través de sus membranas internas y externas. Animales más grandes, por el contrario, requieren complicaciones adicionales, como sofisticados mecanismos de bombeo a través de complejos sistemas de distribución para que el oxidante alcance las células

Diseño de una máquina de volar del Códice Atlántico, dibujo de Leonardo da Vinci.
Un famoso ensayo pero que ha sido ignorado durante décadas por las películas de ciencia ficción de serie B, esas donde aparecen hormigas gigantes creadas como mutaciones provocadas por bombas atómicas. 

Canción de los Ángeles de William-Adolphe Bouguereau

En el texto, Haldane también afirma como deberían ser las alas de los ángeles (si existiesen):
"Un ángel cuyos músculos desarrollaran la misma potencia, a igual de peso, que los de un águila o una paloma, necesitaría un tórax que sobresaliera más de un metro para albergar los músculos empleados en sus vuelos, mientras que para economizar peso sus piernas deberían reducirse a meros soportes."

Entradas relacionadas en Meridianos:
La asombrosa inteligencia de los cuervos
Un cerebro oculto en la Capilla Sixtina
La jerarquía de las aves en el aire
Los buitres de la Batalla de Gettysburg
El arma secreta del David de Miguel Ángel
¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?
El increíble salto al vacío de los gansos que nacían de los árboles
Mapa animado de la migración de las aves de América 
Nidos de cuervo construidos con perchas
La curiosa historia de cómo se descubrió que las cigüeñas emigraban
Dioses, gallinas y adoradores del sol durante un eclipse