13 de septiembre de 2013

Un insecto con engranajes mecánicos al más puro estilo steampunk


Aparece hoy mismo publicado en el último número de la revista Science, y es un impresionante hallazgo que demuestra que los mecanismos de engranaje o rueda dentadas, que se creía únicamente habían sido fabricados por el hombre tienen un precedente evolutivo.


Un engranaje mecánico que pertenece a un pequeño insecto de nombre científico Issus coleoptratusDe la familia de los ísidos, es común en toda Europa y el Norte de África. Sus descubridores de la Universidad de Cambridge dicen que es el único ejemplo de sistema de engranaje funcional que existe en la naturaleza y la primera vez que se observa una transmisión mecánica en una estructura biológica.

Ninfa del Issus coleoptratus. 
Un tipo de saltamontes que parece diseñado al estilo retrofuturista steampunk, con las articulaciones de ruedas dentadas como en cualquier bicicleta.


Curiosamente, estas ruedas dentadas sólo se encuentran en los individuos jóvenes o ninfas, y se pierden con las mudas en la edad adulta.

Imagen ampliada con un microscopio electrónico de las ruedas dentadas de las patas traseras de un Issus coleoptratus. 
Los dientes del engranaje están situados en las patas traseras y se unen entre sí como los de una caja de cambios de un coche. Una unión que garantiza una sincronicidad casi completa en el movimiento de las patas y que permite un salto en 2 microsegundos (millonésima parte de un segundo).

Entradas relacionadas en Meridianos:
El insecto más grande del mundo
Hormigas que usan la cabeza como puerta
La polilla cuya existencia adivinó Darwin
El espectáculo natural de las luciérnagas sincronizadas
La criatura más venenosa del planeta
El extraño Glaucus atlanticus
La cantárida, el peligroso afrodisíaco
Mitad gallo, mitad gallina
Insecto alienígena: Mantis religiosa
Hormigas explosivas y suicidas