13 de septiembre de 2013

Las mariposas que bebían lágrimas de tortuga

Mariposas bebiendo lagrimas de una tortuga amazónica.
No es el título de un cuento para niños de un enrevesado escritor sueco, es un curioso comportamiento animal poco conocido que se da en la zona occidental del Amazonas. Y es que en esta región de la Tierra la sal es un bien preciado que escasea. Aunque incluso llega arrastrado por el viento polvo desde África y sal desde el Océano Atlántico a 1600 km de distancia, esta no es suficiente. Por eso hay animales como los guacamayos y ciertos monos, que buscan saladeros de arcillas con sodio como fuente extra necesaria en su dieta.

Loros y guacamayos en uno de los saladeros de la Reserva Natural de Tambopata, Perú.
Pero a diferencia de otros animales las tortugas no necesitan un aporte extra de sodio ya que su dieta principalmente a base de carne contiene niveles significativos de sal.


Exceso de sal que las tortugas amazónicas eliminan 'llorando'. Brillantes lágrimas, gotas de agua ricas en sodio que atraen a mariposas y abejas, que acuden a beber de los ojos de las tortugas como si de dulce néctar se tratara. Una extraña conducta que no se da en ningún otro lugar del mundo, nunca vista antes y que ha dejado perplejos a biólogos que llevan décadas estudiando tortugas.



Entradas relacionadas en Meridianos:
La lengua de las mariposas
La polilla cuya existencia adivinó Darwin
El polvo del Sáhara fertiliza el Amazonas
Un insecto con engranajes mecánicos al más puro estilo steampunk
Gocta, la catarata secreta
La mirada de un insecto palo
El cuento de los cuatro gatos
Hormigas que usan la cabeza como puerta
El gran hipnosapo en la vida real
Los pirahãs, el pueblo sin tiempo
Hormigas explosivas y suicidas