18 de julio de 2009

Desmontando la conspiración lunar por los Cazadores de Mitos

¿Fue la llegada del hombre a la Luna un fraude? Mucha gente aun sigue pensando que es así. Afirman que los alunizajes del Apolo 11 del 20 de julio de 1969 y las siguientes misiones Apolo nunca ocurrieron, sino que fueron filmadas en la Tierra.


Para desmontar estas teorías conspiranoicas, de manera divertida y muy amena los expertos en efectos especiales, los geniales Adam Savage y Jaime Hyneman Los Cazadores de Mitos, del canal Discovery Channel realizan un episodio especial para demostrar a todos esos incrédulos, que el hombre si llego a la luna:





Por ejemplo podrás ver (Videolink) como la famosa huella de la bota de Buzz Aldrin se pudo formar en la Luna. Uno por uno todos estos mitos son cazados en 5 pruebas y un experimento final acabando para siempre con las acusaciones de falsificación en los alunizajes del Programa Apolo.


Cazadores de Mitos, El mito del alunizaje: Parte 1, 2, 3, 4 y 5

Visto en Cerebros no lavados

5 comentarios:

Loby dijo...

A ver si puedes con la teoría de conspiración del 11-de Septiembre..
Seguro que no.

Isabel Romana dijo...

Creo que tiene razón loby. Hay teorías conspirativas que se resisten absolutamente. Ahora mismo está naciendo otra y también, también será difícil de lidiar.
Felicidades por tu participación en la cocina de los blogs.
Saludos cordiales.

eLzO dijo...

Gracias Isabel, formar parte del menú de Kurioso ha sido todo un placer culinario.

PuesYo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PuesYo dijo...

Nunca he creido en que los alunizajes sean mentiras y siempre he pensado que la llegada a la Luna es uno de los más grandes acontecimientos históricos humanos. Sin embargo, estos "Mythbusters" han estado, más bien, a punto de convencerme de que efectivamente todo pudo ser un engaño. Vamos, que se toman molestias de más con fenómenos que pueden ser demostrados aún más fácilmente de lo que ellos se proponen. Específicamente, lo de las sombras no paralelas puede ser demostrado en un lugar muy soleado y abierto. Bastaba con irse a la playa (un momento: ¿acaso no lo mencionan ellos mismos, pero para el siguiente mito a "cazar"?) y no había necesidad de complicarse con maquetas y toques artísticos ni con "soles" artificiales; y más valioso habría sido aún mostrar que cualquiera, efectivamente cualquiera, puede probar lo de las sombras no paralelas y en este mismo planeta. Y esto es sólo un ejemplo. ¿Será que necesitan hacerse los interesante? No sé, cuando llego a verlos, muchas veces termino desconfiando de ellos. Pero, ¿acaso no se trata también de ser desconfiado cuando uno está analizando mitos?