2 de septiembre de 2015

Escalar 82 montañas de más de 4.000 metros en 62 días

Ueli Steck el alpinista más rápido del mundo, es conocido como 'La Máquina Suiza' por su precisión y capacidad de escalar rápidamente picos difíciles. Steck tiene numerosos récords en los Alpes y en el Himalaya donde hace tres años subió a la cumbre del Monte Everest sin oxígeno suplementario.


Entre los logros más espectaculares de este alpinista suizo, esta el de subir el Matterhorn 4478 m, en solamente 1:56 horas. También subió la cara norte del Eiger 3970 m, en el vertiginoso tiempo de 2 horas y 47 minutos, un tiempo increíble si pensamos que la primera vez que se coronó esta montaña por este lado fue en 1938 por una cordada que tardó en subir tres días.

Pues este verano Ueli Steck se ha vuelto a superar, y en apenas 62 días, ha escalado las 82 montañas de más de 4.000 metros que existen en los Alpes. Sin utilizar ningún medio motorizado ni tan siquiera para recorrer los trayectos entre uno y otro macizo. Dos meses y un día para subir a todos los cuatromiles de la cordillera alpina.


Un itinerario dividido en cuatro partes, bautizados con nombres de comida. Comenzado con la "tarta de nueces Engadina" en Suiza (1 cuatromil), seguida por la "tabla de quesos berneses" también en Suiza (9 cuatromiles), antes de lanzarse a por el "Spaghetti tour" en Italia (41 cuatromiles) y acabar atracándose de patatas fritas "French fries" en Francia (31 cuatromiles).


En su agotador periplo alpino, Ueli Steck se ha desplazado entre los diferentes macizos a pie o en bicicleta, acumulando 100.000 metros de desnivel y 1.000 kilómetros en bicicleta.

Una de las etapas más delicadas de la aventura fue el primer intento a las Grandes Jorasses, donde su improvisado compañero de ascensión, el holandés Martijn Seuren, falleció al resbalar y caer en la arista de Rochefort.

A continuación, sólo le quedaban los dos macizos más alejados del corazón de las mayores elevaciones de los Alpes. Primero fue al Gran Paradiso, que ascendió con su amigo Res Aeschlimann. Y posteriormente se dirigió hacia Les Écrins, donde llegó tras un largo recorrido en bicicleta. El mal tiempo le obligó a esperar un par de días antes de finalmente hacerse con la Barre des Écrins

Vía  1, 2, 3, 4 y 5

Entradas relacionadas en Meridianos:
Escalando la ruta "Pure Imagination"
La Ruta del Cares grabada desde un drone
Alex Honnold el escalador sin red
Yanar Dag, 'La Montaña del Fuego eterno'
Últimos minutos en el Everest
Escalofriante viaje por una carretera del Himalaya
Haiku, la escalera al cielo
Una cabaña en el Matterhorn
Carlos Soria, un joven escalador de 73 años
Un paseo por el camino de tablas del Monte Hua 华山
El hombre que descendió esquiando el Everest