22 de abril de 2015

Zenosina: La sensación de que el paso del tiempo cada vez va más rápido



 Zenosina. 1. n. la sensación de que el paso del tiempo cada vez va más rápido. Vivir nuestras vidas sintiendo que cada año que pasa es más corto que el anterior.



Una portmanteau o composición lingüística formadas por las palabras:
Zeno, que deriva de Zenón de Elea filosofo griego que ideó una serie de paradojas. Como la paradoja de Aquiles y la tortuga donde se pregunta cómo Aquiles puede alcanzar a la tortuga si primero tiene que llevar a cabo una serie de pasos cada vez más reducidos + Mnemosina, la personificación de la memoria en la antigua mitología griega.

Definición creada para el Diccionario de Obscuras Tristezas, un compendio de palabras inventadas. Cada definición original pretende llenar un hueco en el lenguaje - para dar un nombre a las emociones que todos podríamos experimentar, pero que aún no tienen una palabra que lo defina.

Y es que la sensación de que la vida se está acelerando es un aspecto demostrado del proceso de envejecimiento. Los experimentos indican que nuestra habilidad para evaluar el paso del tiempo se altera con la edad.

Pero la forma en la que evaluamos el tiempo sigue siendo un misterio.

Nadie ha podido encontrar ningún área específica del cerebro dedicada a la percepción del tiempo. Tenemos un reloj biológico que regula nuestro ciclo de 24 horas de sueño y vigilia, pero sólo rige nuestros ritmos circadianos y no juega ningún papel en la estimación de los segundos, minutos o años que pasan.

Mientras tanto, los estudios en los que a niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) les dan tareas de estimación de tiempo muestran que éste pasa muy lentamente para ellos. Eso respalda otros hallazgos que apuntan a que la percepción del tiempo está relacionada con el sistema de la dopamina en el cerebro. Así que para esos niños, quedarse sentados quietos durante cinco minutos puede parecerles una eternidad.

Dicho esto, la idea de que en la mediana edad se siente como si el tiempo se va más rápido parece ser un mito.

En realidad, depende de los plazos que se están considerando. En los estudios de la percepción del tiempo, los adultos de mediana edad cuentan que las horas y los días pasan en lo que parece una velocidad normal, y son los años los que pasan volando.

Hay un remedio. Si deseas que el fin de semana no pase tan rápido, no lo pases tumbado en el sofá y viendo la televisión: llénalo de nuevas experiencias.

Aunque debemos preguntarnos si realmente queremos ralentizar el tiempo. Si nos fijamos en las circunstancias en las que la evidencia nos dice que el tiempo parece pasar lentamente, estas incluyen tener una fiebre muy alta, sentirse rechazado y tener depresión.

Así que, por sorprendente o frustrante que pueda parecer, tal vez si la vida se te está pasando como un rayo es señal de que las cosas van bien.

Vía  BBC Mundo

Entradas relacionadas en Meridianos.
Kenopsia, lo misterioso de los lugares vacíos dejados atrás
Onism, la frustración de estar atrapado en un cuerpo que habita en un solo lugar a la vez