22 de julio de 2013

A punto de ser tragados por una ballena


Tranquila jornada de buceo frente a la costa de Avila Beach al sur de California. Dos buzos filman con cámaras en sus cabezas imágenes subacuáticas, de unas ballenas alimentándose de un cercano banco de peces.


Cuando de repente el cardumen de anchoas huye en estampida. Segundos después y ya grabado por compañeros de los buzos desde el barco, vemos la increíble secuencia. Dos ballenas jorobadas salen a la superficie apenas a unos metros de los asustados submarinistas, que a punto han estado de ser tragados por los cetáceos cual profeta Jonás o como Pinocho.

En el interior de un corazón de una ballena azul.
Si esto hubiera sucedido y pese a su enorme tamaño, la ballena le hubiera escupido ya que su esófago mide apenas unos centímetros del diámetro de un pomelo, tan pequeño que son incapaces de tragar peces grandes y menos aún un incauto submarinista.



Entradas relacionadas en Meridianos:
Vida de un cachalote
Una cacerola abandonada en el fondo del mar
El extraño Glaucus atlanticus
Sobrevolando miles de...
Bioluminiscencia en la cámara
Delfines en estampida
'Earthflight' el mundo a vista de pájaro
Teahupo'o, 'El muro de las Calaveras'
Las saltarinas carpas plateadas
Pescar lanzándose desde un helicóptero
'Salto al vacío' bajo el agua
Delfines surfistas

1 comentario:

CECILIA GUILLEN PEREZ dijo...

ME ACABAN DE ENVIAR ESTE CORREO, Y LO HE RELACIONADO EXACTAMENTE CON LOS MISMOS PERSONAJES (AUNQUE HE CONFUNDIDO A PINOCHO CON GEPETTO). EN AMBOS CASOS, LAS BALLENAS TERMINARON VOMITÁNDOLOS,CLARO, ¡SIENTAN MAL!