24 de abril de 2012

Como meter la mano en plomo fundido


El efecto Leidenfrost es un fenómeno que ocurre cuando un líquido entra en contacto con un objeto a una temperatura mucho mayor que su punto de ebullición, creando una película de vapor que aísla el resto del líquido evitando así que evapore rápidamente.


Con esta base científica "Los Cazadores de mitos", Adam Savage y Jamie Hyneman en el episodio 23 de la séptima temporada probaron a meter por un instante los dedos en plomo derretido a más de 400ºC sin quemarse, eso si tomaron la precaución de mojarse antes la manos en agua.



Utilizando el Efecto Leidenfrost es posible, en ciertas condiciones, sumergir brevemente los dedos en un recipiente con plomo fundido sin quemarnos.

La clave está es sumergir previamente la mano en un recipiente con agua para formar una fina película alrededor de los dedos. En contacto con el plomo líquido, el agua se vaporiza dificultando el paso de calor entre el plomo y la piel.

El experimento es muy peligroso y no es recomendable intentarlo ya que fácilmente podemos acabar con graves quemaduras en los dedos o en otra parte de nuestro cuerpo si no tenemos mucha experiencia en este tipo de actividades y conocemos a fondo todos los aspectos que pueden hacer que el experimento acabe en desastre.

El conocido número de caminar sobre brasas ardientes se basa en algo parecido, andar lo suficientemente rápido como para que la temperatura del pie no suba tanto como para que éste se queme. Pero en ese caso no interviene la capa protectora de agua.

Un fenómeno el efecto Leidenfrost que en el libro Miguel Strogoff de Julio Verne, podría explicar por qué no queda ciego el personaje cuando le acercan una espada caliente a los ojos.

También en Discovery Channel realizaron este experimento con idéntico y espectacular resultado:


Entradas relacionadas en Meridianos:
¿Podría una persona caminar sobre una piscina llena de mercurio?
El experimento más largo de la historia
oɾɐqɐ ɐɔoq uɐqɐuıɯɐɔ ǝnb sǝlɐɯıuɐ sol
Las ondas cerebrales de Albert Einstein
Desmontando la conspiración lunar por los Cazadores de Mitos
Cuéntame tu obsesión
La fuente de mercurio que estuvo junto al Guernica de Picasso