23 de marzo de 2009

Francis Bacon, su última visita al Prado

Estudio del Papa Inocencio X de Velázquez.


El pasado jueves 19 de marzo visite el Museo del Prado, que dedica una retrospectiva a Francis Bacon en conmemoración del centenario de su nacimiento.

Chimpancé.
Uno de los mayores eventos culturales del año. Artista que escasamente admite discípulos, uno de los pintores más poderosos del siglo XX, un creador difícil de entender sin comprender sus orígenes y sus ideas.

Tres estudios de figuras al pie de una Crucifixión.


Turbulento, genial, anárquico, visionario y rebelde, pintor irlandés que retrató como nadie la angustia humana vuelve a Madrid, ciudad donde falleció hace diecisiete años en circunstancias hasta ahora ocultas.

Tres estudios para una Crucifixión


Las pinturas más desgarradoras del arte contemporáneo de las que Margaret Thatcher despreció como "asquerosos trozos de carne".

Tres estudios para un autorretrato.



Impresiona ver la imagen de su caótico y diminuto estudio, que fue desmontado y trasladado como una obra de arte en sí misma al museo Hugh Lane Municipal Gallery.



Una exposición homenaje al asiduo visitante del Museo del Prado que fue Bacon en sus últimos años de vida. Casi un centenar de obras de caras retorcidas y cuerpos mutilados, de figuras desmoronadas y al límite de la desaparición pintadas obsesivamente. Obras que requieren del espectador para que, según sus propias palabras, “la pintura pase directamente al sistema nervioso”.

Una cita ineludible para los amantes del arte.

Francis Bacon, la mirada oblicua :



Videolinks: Exposición comentada por la comisaria del Museo del Prado, Manuela Mena.


Entradas relacionadas:
Mis cuadros
Velázquez pintó dos meninas
Un cuadro robado por los nazis en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid
Lucian Freud, el pintor donde lo feo es bello
Hitler y Churchill
El enigma de Goya
Hitler fanático de Disney
Vermeer esencial