14 de julio de 2007

Velázquez pintó dos meninas

Un modesto museo de provincias británico aloja entre sus paredes Las meninas de Velázquez. En realidad, nadie sospecha que el cuadro expuesto en la Kingston House de Dorset fue realizado por el maestro sevillano, ni siquiera que la atribución a la firma de Juan Bautista Martínez del Mazo (1610-1667) constituye una equivocación arraigada en las hipótesis tradicionales y convencionales: al fin y al cabo, el yerno de Velázquez había copiado el cuadro más importante de su maestro, como acostumbró a hacer en otros tiempos con algunos artistas holandeses y flamencos del siglo XVII.

Diversos expertos como Matías Díaz Padrón insisten en que podría ser un «modello» pintado por Velázquez antes que el original del Museo del Prado, acaso para que fuese aprobado por el rey, aunque en él se muestra el cuadro en su estado final, sin los cambios que se observan en las radiografías.


Las Meninas - Kingston House (Dorset)
Y, sin embargo, Las meninas expuestas en la Kingston House son de Velázquez. Así se desprende de un estudio realizado durante mas de 20 años por Matías Díaz Padrón, conservador jefe del Museo del Prado, cuya importancia equivaldría al hallazgo de una novela de Cervantes o a la aparición de la Sinfonía número 37 de Mozart.


Las Meninas, Museo del Prado (Madrid)
Su composición es casi idéntica a la original, y bajo el color se aprecian líneas de lápiz que dibujan el óvalo de la cara de la niña, así como los ojos y el pelo. Está realizado con unos colores de tonos más claros y la luz también es menos fuerte que en el original. A simple vista, los cuadros parecen iguales, pero observados con detenimiento sí pueden establecerse las diferencias más evidentes y las más sutiles.

1. El tamaño. Las meninas de Dorset, fueron realizadas a menor escala que las expuestas en el Prado. El cuadro erróneamente atribuido a Mazo presenta unas medidas de 1,42 por 1,22, mientras que las del expuesto en Madrid son de 3,18 de largo por 2, 76 de ancho.


2. El espejo. Velázquez distinguió el retrato de Las Meninas con la imagen del rey Felipe IV y su esposa en el espejo de la estancia. Sin embargo, el detalle no figura en la réplica hallada en la Kingston House, probablemente porque las inferiores dimensiones del cuadro impedían que se apreciara con rigor.


3. El espíritu. Según afirma Matías Díaz Padrón, el cuadro que se aloja en el Museo del Prado resulta más monumental e imponente, pero la reducción hallada en el condado de Dorset se enriquece de un planteamiento mucho más fresco y espontáneo, precisamente porque se trataba de una cuestión personal y porque no fue concebido con el ánimo de entregárselo a la Corona española. En todo caso, ambos retratos compartirían el característico trazo firme velazqueño también y la atmósfera del resto de sus obras.


En la investigación sobre el lienzo, que defiende la autoría velazqueña que ya tenía la obra en el siglo XVII, pero que le sería arrebatada en el XIX y se mantuvo durante el XX. Según Díaz Padrón, se trata de un modeletto (boceto final, muy elaborado, que realizan algunos pintores antes de plasmarlo en la obra final).


Por un lado, Díaz Padrón se aferra a las opiniones de Jovellanos, Ceán Bermúdez o el propio Goya, «tres ilustrados y conocedores de la pintura como pocos, que vieron la mano de Velázquez en esta obra».

«Técnicamente -advierte Díaz Padrón-, no veo diferencias de estilo entre el modeletto y el lienzo definitivo del Prado; ni en la factura tonal ni en la formulación corpórea del volumen. No veo diferencias cualitativas en los dos lienzos. Los colores son típicos de Velázquez. La ejecución de las pequeñas Meninas es transparente. Está visible la imprimación, el dibujo de la cuadrícula y las sutiles pinceladas de la luz y la penumbra sobre el dibujo subyacente y los toques vibrantes del pincel».

Por el contrario Javier Portús, jefe de Departamento de Pintura Española del Museo del Prado lo tiene muy claro: el cuadro no es un boceto, sino una copia de Mazo. No puede ser en ningún caso un boceto, ni un modeletto, como defiende Matías Díaz Padrón, sino una copia posterior: «La parte izquierda de las “Meninas” era distinta originalmente a como la conocemos hoy. Velázquez comenzó la composición de otra manera y después fue rectificando sobre el propio cuadro. Y eso se ha podido comprobar gracias a las radiografías que se han hecho a la obra. Necesariamente, por tanto, se trata de una copia de las “Meninas” y no de un boceto».


+Info: Velázquez pintó dos Meninas
 A la infanta Doña Margarita la pintó un alumno.
Las ‘Meninas de Dorset’ son obra de Velázquez y no la copia de un discípulo

4 comentarios:

Pulso Digital dijo...

Recientemente he descubierto en la red una pintura que se supone es la versión de Picasso sobre las meninas.

eLzO dijo...

Si , Picasso pinto una version del famoso cuadro de Velazquez. Mas autores tambien pintaron otras versiones.
Salu2 , gracias por tus comentarios.

alvarhillo dijo...

Si el que has puesto de la Kingston house es de Velazquez, yo soy archipánpano de Constantinopla. Es solo una burda copia de un artista menor.

eLzO dijo...

No lo digo yo, lo dice Matías Díaz Padrón, conservador jefe del Museo del Prado tras un estudio realizado durante 15 años.

http://www.elmundo.es/magazine/num105/textos/meninab.html