12 de abril de 2015

Las matemáticas son para siempre


Con mucho humor, el matemático Eduardo Sáenz de Cabezón nos da la respuesta a una pregunta que ha vuelto locos a los estudiantes de todo el mundo: ¿para qué sirven las matemáticas? Así, nos muestra la belleza de las matemáticas, que no son sino la espina dorsal de la ciencia. Los teoremas, que no los diamantes, sí que son para siempre.

Otro fantástico monologo de Eduardo, donde con el principio del palomar nos explica cuántas personas tienen el mismo número de pelos en Logroño:



Eduardo es uno de los fundadores del grupo de monologuistas científicos “The Big Van Theory” y creador del monólogo científico ganador de FameLab España 2013. Docente universitario y apasionado por la matemática y la informática, se ha propuesto la tarea de lograr que las personas se enamoren de la ciencia. Narrador oral para niños, jóvenes y adultos, es Licenciado en Teología y Doctor en Matemáticas y divulga las matemáticas en universidades y centros de educación secundaria.

Entradas relacionadas en Meridianos:
El universo es completamente matemático
Sorpresa cósmica
Yo también vi "Donald en el país de las Matemáticas"
Quinn, sus patos y la sucesión de Fibonacci
Cómo se formó el universo explicado en cuatro minutos
Tan difícil como un examen de matemáticas del Antiguo Egipto
Un mensaje para dentro de 5000 años
Galaxias en una copa de vino
Las inesperadas matemáticas detrás de la Noche Estrellada de Van Gogh
En busca del bosón de Higgs o de la "jodida partícula"
Las matemáticas del amor
Siete ecuaciones que gobiernan el mundo