13 de marzo de 2015

Las experiencias cercanas a la muerte desde el punto de vista científico



Durante años, el neurólogo belga Steven Laureys ha recogido historias de experiencias cercanas a la muerte o ECM, de pacientes en coma. Según Laureys "Algunas personas cuentan haber tenido una experiencia fuera del cuerpo, después de haber visto una luz brillante o pasar a través de un túnel; elementos de la famosa experiencia cercana a la muerte por todos bien conocida ".

Los 4 paneles de La Visión del Más Allá del Bosco: la Caída de los Condenados, El Infierno, El Paraíso Terrenal y La Ascensión al Empíreo.
Los pacientes parecen volver más felices y sin temor a la muerte, de acuerdo con Laureys, cuyo equipo ha estudiado 18 supervivientes de un coma. Las personas que han tenido ECM compararon los recuerdos de esta experiencia con los recuerdos intensos de acontecimientos de su vida real, como matrimonios, nacimientos y también con recuerdos de sueños y pensamientos - acontecimientos que no ocurrieron en la realidad. Los recuerdos de las ECM son "aún más reales que la realidad".


Las experiencias son claramente alucinaciones de algún tipo, aunque todavía hay quienes se aferran a la idea mística que sugieren que la consciencia humana puede funcionar de alguna manera independientemente del cerebro. Una idea victoriana de que el "espíritu" puede mirar hacia abajo al cuerpo cuando se aleja (presumiblemente hacia el cielo), antes de volver a contar la historia. Laureys señala que ninguna paciente ha recordado haber visto alguno de los objetos que han sido especialmente colocados en lo alto y fuera de la vista normal en los quirófanos para probar esta idea descabellada.


Sin embargo, sí sabemos que las ECM son el producto de un cerebro en dificultades y que incluso están empezando a entender cómo se producen. Un estudio realizado por Jimo Borjigin y sus colegas de la Universidad de Michigan registró actividad bioeléctrica cerebral en una electroencefalografía (EGG), directamente de los cerebros de nueve ratas, que bajo intensa anestesia se les había puesto una inyección letal de cloruro de potasio en el corazón. Entre 12 y 30 segundos después de un paro cardíaco, los cerebros de las ratas se volvieron sorprendentemente activos, con oscilaciones neuronales altamente coherentes para un intervalo de 20 segundos después de que el corazón y los pulmones dejaron de funcionar.

Si esto refleja un estado de conciencia elevada, como algunos han afirmado, es un tema de debate: son ratas, después de todo. No obstante, Laureys cree que este aumento paradójico en la actividad cerebral no marca una interesante visión de la conciencia en el final de la vida. Más respuestas vendrán cuando, inevitablemente, un paciente moribundo este dentro de un escáner y muestre el último rastro de la consciencia.

Nota: Al profesor Laureys y a sus colegas les gustaría saber si algún lector ha tenido una experiencia cercana a la muerte y este dispuesto a compartir su historia. Si es así ponte en contacto mediante este correo electrónico: coma@ulg.ac.be

+Info:
-Surge of neurophysiological coherence and connectivity in the dying brain
-Characteristics of Near-Death Experiences Memories as Compared to Real and Imagined Events Memories
-The Science of Near-Death Experiences

*Near-death experience artículo publicado con licencia Creative Commons (CC BY 4.0), escrito por Roger Highfield en Mosaic.

Entradas relacionadas en Meridianos:
Una medida de la consciencia
Renoir el impresionista que pintó desde el dolor
Los Médicos de la Peste
Imposible dormir
Las naranjas de la muerte en 'El Padrino'
Los dientes de Waterloo
Como detectar la enfermedad de Parkinson con una llamada de teléfono
La Carta de la Muerte
Mary Tifoidea: La mujer más peligrosa de América
El partido de la muerte
"Muerte en Venecia" Isola di San Michele
Los buitres de la Batalla de Gettysburg