9 de mayo de 2014

Últimos minutos en el Everest

El Monte Everest en la lontananza, desde el pequeño pueblo de Namche Bazaar a 3.340 m de altitud.

El pasado 18 de abril a las 06:45 hora de Nepal, se produjo una gran avalancha en el lado sur del Everest. En la zona conocida como «la Puerta de Oro» o «campo de las palomitas de maíz», dentro de la cascada de hielo del Glaciar de Khumbu, en el Valle del Silencio.

Enorme avalancha en la que murieron al menos dieciséis sherpas, lo que le convierte en el peor accidente en la historia de la montaña más alta de la Tierra. 16 muertos que se añaden a la lista de más de 250 cuerpos que cubren las laderas del techo del mundo y que siguen allí, recordando a todo aquel que lo intenta la peligrosidad de su escalada.

Un trágico momento similar al que otro alpinista grabó en la zona con su cámara en el año 2011 y que muchos medios han difundido como si fuera de este año. Estremecedoras imágenes donde se puede ver como la avalancha atrapa a algunos escaladores, convertidos en apenas unos pequeños puntos negros son arrastrados por el alud.


Aproximadamente 50 hombres, la mayoría de ellos guías sherpa, fueron enterrados bajo el hielo que se desprendió del glaciar, con trozos del tamaño de una casa.

Dos días después se pudieron recuperar 13 cuerpos, hasta que la búsqueda fue suspendida por ser demasiado peligrosa. Los otros tres cuerpos desaparecidos fueron sepultados por una columna de nieve y hielo de entre 80 y 100 metros de espesor.

Media hora antes de la tragedia Angkaji Sherpa le preguntaba a su amigo Ngima Sherpa: ¿Eres feliz?.

Mientras sus compañeros se movían lentamente, subiendo por la peligrosa escalera sobre la cascada de hielo. Sobre sus espaldas llevan las grandes cargas con el equipo de escalada (tiendas de campaña, estufas, bombonas de oxígeno...).

Grupo de nepalís participan en una vigilia en memoria de los caídos en la reciente avalancha en el Monte Everest. 

Pero unos minutos después, casi todos los que aparecen en el vídeo mueren aplastados. A Ang Kaji apenas le da tiempo a girarse para volver su mirada hacia los picos de la montaña, un blanco cegador como la luz del sol naciente se desliza por ella.


Un guía normalmente gana alrededor de 125 dólares por ascenso. La mayoría proviene de familias de escaladores, y tienen pocas oportunidades económicas. Entre 350 y 450 guías, son empleados durante la temporada. Sin embargo, en los últimos años, los extranjeros han comenzado a llevar sus propios guías, provocando tensiones con la gente del lugar. Ocho personas murieron en el Everest en 2013, incluyendo uno de los más experimentados guías sherpa.


Según el Ministerio de Turismo de Nepal estos son los sherpas fallecidos en este último accidente: Mingma Nuru Sherpa, Dorji Sherpa, Ang Tshiri Sherpa, Nigma Sherpa, Phurba Ongyal Sherpa, Lakpa Tenjing Sherpa, Chhiring Ongchu Sherpa, Dorjee Khatri, Then Dorjee Sherpa, Phur Temba Sherpa, Pasang Karma Sherpa, Asman Tamang, Ankaji Sherpa,Tenzing Chottar Sherpa, PemTenji Sherpa y Aash Bahadur Gurung.

Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

Entradas relacionadas en Meridianos:
El hombre que descendió esquiando el Everest
Ueli Steck el alpinista más rápido del mundo
Alex Honnold el escalador sin red
Los Héroes perdidos del Everest
Escalando la ruta "Pure Imagination"
Carlos Soria, un joven escalador de 73 años
Estremecedor salto en paracaídas
El temerario Dean Potter
El viaje más increíble al Everest
Una cabaña en el Matterhorn