26 de junio de 2008

Correo neumático


Mucho antes del correo electrónico, las empresas abordaron el problema de la transmisión de mensajes escritos a largas distancias en poco tiempo. El uso del telégrafo cada vez era mas popular, pero la transmisión del correo ordinario era necesario mejorarlo. En respuesta a esto, las grandes ciudades de todo el mundo adoptaron sistemas de transmisión de mensajes impresos dentro de cápsulas a través de tubos subterráneos.

El llamado correo neumático.

El correo neumático es un sistema para entregar las cartas a través de tubos de aire a presión. Fue inventado por el ingeniero escocés William Murdoch en el 1800 y más tarde desarrollado por el London Pneumatic Dispatch Company. Los sistemas de correo neumático se utilizaron en numerosas ciudades (Munich, Río de Janeiro, Hamburgo, Roma, Nápoles, Milán, Marsella, Melbourne, Boston, Nueva York, Filadelfia, Chicago, St Louis etc) a partir de la segunda mitad del siglo XIX, pero fueron abandonadas durante el siglo XX.


Estación de tubo neumático.

En Nueva York el sistema de escuelas públicas, utilizo los tubos neumáticos hasta el año 2000.

Panel de control, con los carriles de entrada y salida.

En Praga, en la República Checa, El Prague Pneumatic Post tiene una red de aproximadamente 60 kilómetros que todavía existe y se utilizaba hasta hace poco. Pero debido a los daños sufridos durante las inundaciones de 2002 el servicio quedo inutilizado.


Imagen de la Oficina Central de Telégrafos en Londres, Octubre de 1932, mostrando una impresionante instalación neumática. Se necesitaba una gran mano de obra, llego incluso a tener 3000 empleados.

En Berlín desde 1865 se utilizo hasta 1976, y llego a tener 400 kilómetros de longitud en su época de mayor auge.


En la serie Futurama aparecen numerosos tubos neumáticos. Se utilizan por ejemplo para describir la confusión interminable de la burocracia: una inmensa red de tubos neumáticos conecta todas las oficinas en Nueva Ciudad de Nueva York a la "burocracia central", todas las cápsulas son depositadas directamente en una gran pila en una enorme sala central.

+Info National Postal Museum