13 de junio de 2007

Nadando entre los osos.


Existe un lugar en el mundo donde los niños se divierten cada tarde nadando entre los osos.




En la pequeña localidad canadiense de Cochrane, de apenas 5.000 habitantes, el ritual se repite desde hace dos años. En junio de 2004 el "Polar Bear Habitat" abrió sus puertas y se convirtió en el único lugar del planeta donde humanos y osos polares pueden darse un bañito cara a cara.





Por supuesto, la piscina interior está protegida por una mampara de seguridad de 9 centímetros de grosor, a pesar de lo cual no todos los adultos se atreven a bañarse.