4 de junio de 2015

Cuando Buzz Aldrin tomó la comunión en la Luna

Hoy que se celebra el Corpus Christi en muchos lugares de España y del mundo, esta fiesta de la Iglesia católica destinada a celebrar la eucaristía, quiero recordar el lugar más lejano y curioso donde se ha realizado este sacramento.

Buzz Aldrin el 20 de julio de 1969 en el módulo lunar durante la inyección translunar.

Este peculiar acto religioso tuvo lugar el 20 de julio de 1969, tras el aterrizaje del módulo lunar Águila del Apolo 11, en la Luna, en el Mar de la Tranquilidad y varias horas antes de que Neil Armstrong diera sus primeros pasos en la superficie lunar.

Durante este intervalo, entre el alunizaje y el primer paseo lunar, el astronauta Buzz Aldrin, que pertenecía a la iglesia presbiteriana de Webster en Texas, llevaba consigo un 'kit' de comunión bendecido por su párroco Dean Woodruff. 

El kit contenía una botella de plástico con vino consagrado, una hostia de pan ácimo y un pequeño cáliz de plata.

Kit de comunión utilizado por Aldrin en la Luna. 

Antes de comulgar, Aldrin leyó un pasaje de la Biblia, que había copiado en una hoja de papel: "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer." (Juan 15: 5).

Nota manuscrita que Aldrin leyó en la Luna antes de tomar la comunión. Tarjeta que fue subastada en 2007 por 180,000$.  
Por el contrario Armstrong que era deísta, y según los informes, decidió no participar. Tras la celebración de la eucaristía Aldrin y Armstrong descansaron para comer bacón canadiense con salsa de manzana. También degustaron melocotones, galletas de azúcar, zumo de piña con pomelo y un café. Eso sí, todos los alimentos estaban deshidratados y se presentaban en bolsas de plástico que había que rehidratar.

Algunas fuentes sostienen que la comunión de Buzz Aldrin se mantuvo en "secreto" a la opinión pública por la NASA debido a una demanda presentada por la conocida atea Madalyn Murray O'Hair.

 El pequeño cáliz de plata usado por Buzz Aldrin en la Luna.
Una demanda que estaba en curso después de que la tripulación del Apolo 8, durante las navidades anteriores leyese en órbita el relato de la creación del Génesis. Murray O'Hair quiso con esta demanda la prohibición a los astronautas, como empleados públicos, que hicieran ostentación de sus creencias religiosas en la tierra, en el espacio o "alrededor y sobre la luna" mientras estaban de servicio. Ella creía que violaba la separación constitucional entre Iglesia y Estado, pero la Corte Suprema de Justicia, rechazó el caso por una cuestión jurisdiccional.

Madalyn Murray O'Hair había interpuesto la demanda, animada por el éxito de una anterior contra la ciudad de Baltimore. Denuncia que condujo a un histórico fallo de la Corte Suprema y que terminó con la práctica de la oración diaria en las escuelas públicas de Estados Unidos. El caso Murray contra Curlett convirtió a esta promotora del ateísmo, según la revista Life, en "la mujer más odiada de América".

Cáliz usado por Buzz Aldrin en la Luna y que se guarda a la iglesia de Webster, Texas. Donde el domingo más próximo al 20 de julio celebran sus feligreses lo que llaman la 'Comunión lunar'.


La NASA no pudo emitir aquellas imágenes, pero este momento fue recreado en el sexto episodio de la maravillosa serie De la Tierra a la Luna:


Años más tarde en el libro de sus memorias Magnífica Desolación, Aldrin confesó que:

"Tal vez, si tuviera que hacerlo otra vez, no celebraría la comunión. A pesar de que el sacramento cristiano, era una experiencia profundamente significativa para mí, yo había llegado a la Luna en nombre de toda la Humanidad - ya sean cristianos, judíos, musulmanes, animistas, agnósticos, o ateos ".

Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

Entradas relacionadas en Meridianos:
El bolso que Armstrong trajo de la Luna y escondió en su armario durante 43 años
Astronautas en el desierto
Calentando gatitos para crear naves espaciales
El olvidado programa espacial de Zambia