15 de enero de 2015

1905 el año milagroso de Albert Einstein


Hace 15 días que comenzamos un año nuevo y muchos hicimos una lista de propósitos a cumplir durante este 2015. Pretexto que me sirve para recordar los difíciles propósitos de Alber Einstein durante 1905 justo ahora hace 110 años.

Al comenzar el año 1905, el joven Albert Einstein se enfrentó a la vida como un "fracasado" académico. Tras ser rechazado para un puesto de asistente de laboratorio, tuvo que conformarse con trabajar como empleado de la oficina de patentes de Berna. Un trabajo de seis días a la semana que consiguió gracias a la ayuda del padre de un amigo. Pero el joven Einstein no era el empleado modélico de la oficina de patentes concentrado en el examen minucioso de las solicitudes, inmune a la distracción.

Einstein iba a publicar en 1905 robándole tiempo al trabajo cuatro artículos científicos extraordinarios, cada uno de un tema diferente, que estaban destinados a transformar radicalmente nuestra comprensión del universo, cuatro artículos fundamentales sobre la física de pequeña y gran escala. Un año que Einstein finalizó su doctorado presentando una tesis titulada Una nueva determinación de las dimensiones moleculares.

Aquél fue el Annus mirabilis (Año milagroso en latín) de Albert Einstein, el momento milagroso en que un empleado de patentes de 26 años cambió para siempre la física y el mundo.

Cuatro artículos que revolucionaron nuestro conocimiento del Universo. Los artículos resumidos:
  •  La descripción matemática de la idea de que la luz podía comportarse como una partícula (un fotón), el efecto fotoeléctrico.Por este trabajo, Einstein recibió el Premio Nobel de Física en 1921.
  •  La explicación del movimiento térmico de los átomos y las moléculas, movimiento browniano.
  • En este artículo Einstein introducía la teoría de la relatividad especial estudiando el movimiento de los cuerpos y el electromagnetismo en ausencia de la fuerza de interacción gravitatoria.
  • Y la equivalencia entre la masa y la energía  E=mc².
Cuatro artículos científicos, hoy imprescindibles para conocer el desarrollo de la física, y, en más de un sentido, de la humanidad.

Durante el verano viaja a Serbia con su esposa Mileva y su hijo, a visitar a los amigos y la familia de Mileva. Entre los meses de octubre y noviembre, gana un poco de dinero dando clases a un estudiante de electricidad.

Hacia fines de aquel 1905, Einstein escribió todavía un artículo más, Teoría del movimiento browniano, recibido el 19 de diciembre y publicado el 8 de febrero de 1906. En 1905, su hijo cumplió su primer año y Einstein también, presentó su disertación doctoral y recibió el grado de doctor (PhD) aprobada por unanimidad por los profesores de la Universidad de Zürich, Suiza.

En 1906, en su modesto trabajo, reconociendo el éxito de su disertación doctoral, de experto técnico de tercera clase en la Oficina de Patentes de Suiza el genio fue ascendido a técnico experto de segunda clase.


Que este 2015 sea tan milagroso y fructífero para todos vosotros los lectores de Meridianos, como lo fue 1905 para Einstein. ¡Feliz Año Maravilloso!.

Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6, 789 y 10  Foto Magnum

Entradas relacionadas en Meridianos:
Las notas escolares de Albert Einstein
E= mc² en el mayor portaaviones del mundo
Ondas por un culo
La enigmática cena de Einstein en Barcelona
Una pizarra gigante con una enigmática ecuación en Nueva York
Las ondas cerebrales de Albert Einstein
Galaxias en una copa de vino
El tren relativo de Einstein
Las 883 pesetas que el Ayuntamiento de Barcelona regaló a Einstein
El Dios de Albert Einstein
Un mensaje para dentro de 5000 años