20 de septiembre de 2014

Un paseo por el camino de tablas del Monte Hua 华山




El Monte Hua (chino tradicional: 華山, chino simplificado: 华山) literalmente, Monte del Esplendor es una de las Cinco Grandes Montañas sagradas del taoísmo. Un lugar de peregrinaje por encima de un mar de nubes, situado en la provincia china de Shaanxi y que ya desde el siglo II alberga varios templos y santuarios taoístas.

¿Qué camino elegir?.
Lugar de retiro para ermitaños, de muy difícil acceso y al que sólo lograban llegar los que tenían la suficiente fuerza de voluntad, o aquellos que habían encontrado "el camino". También era un sitio de peregrinación para quienes buscaban la inmortalidad o para médicos tradicionales que buscaban plantas medicinales cuyo poder residía en pertenecer a este lugar.


En la década de los 90 la accesibilidad de la montaña mejoró con la instalación del teleférico, lo que disparó el número de visitas, llegando a masificarse. Y a pesar de las medidas de seguridad introducidas: como cerrar las vías más escarpadas, la construcción de nuevas escaleras de piedra, barandillas y caminos más amplios, seguían produciéndose numerosas muertes por caídas.


En la actualidad las autoridades locales han abierto nuevas pistas, y han creado rutas de una sola dirección en las partes más difíciles. También han limitado el número de turistas para evitar multitudes de tal forma que ahora se puede subir sin excesivo peligro.

El pabellón de ajedrez, lugar de la famosa partida de ajedrez entre el monje Chen tuan, que ganó al emperador Song Taizu toda la montaña pasando a ser propiedad de los taoístas. Hasta principios del siglo XX  el pequeño templo poseía un tablero de ajedrez con las piezas colocadas tal y como estaban al final de aquella famosa competición.


Aún así la ruta del monte Hua sigue considerándose la más peligrosa del mundo. Y es que este camino junto al precipicio, es una ruta de trekking muy transitada y en numerosas ocasiones por gente inexperta.



Para alcanzar el Pico Norte, hay que subir numerosos escalones (unos diez mil) tallados en la roca. Aunque no se requiere ninguna técnica de escalada, la caminata tiene subidas muy empinadas junto a enormes desfiladeros. Subidas por estrechos peldaños en la piedra en los que apenas cabe el pie, por un camino hasta la cima casi vertical, sumamente peligroso cuando hay muchos peregrinos y sobre todo si además hay hielo y agua.



Y cuando piensas ingenuamente que has dejado atrás lo más duro de la escarpada ruta, te encuentras con unos empinados peldaños que ascienden por un desfiladero con un ángulo de 90 grados. Se trata de la "garganta de los cien escalones". No acaban ahí los sustos: un poco más adelante hay que atravesar el "puente de los dos inmortales", y luego el "entrecejo del mono" para alcanzar el paso "subiendo a la escalera del paraíso".


A ambos lados de los pasos traidores hay cadenas, que son la única medida de seguridad disponible para los intrépidos escaladores. Cerca de la cumbre hay una inscripción en una roca que dice: “Todo aquel que sobrepase este punto se convertirá en medio inmortal”.




Una idea de la dificultad de la ascensión la muestra el hecho de que durante la Revolución Cultural, los Guardias Rojos que intentaron destruir todos los templos taoístas sólo consiguieran derrumbar los situados en la parte inferior.

Foto Beatriz (Un País en la MoChina) vía aCHINÁndome.


Sin embargo, la prueba de resistencia física que supone el ascenso a Hua Shan no detiene a aquellos que desean disfrutar de este magnífico escenario de picos y precipicios verticales, cascadas, manantiales y pinos venerables.


Y al final en uno de los picos existe un tramo todavía más peligroso. Con un sencillo arnés (obligatorio desde el año 2005), se baja por una escalera de varillas de acero clavadas en una grieta en la roca, y se camina sobre tablones de un pie de ancho al borde de un acantilado de cientos de metros de caída.


A mitad de camino en una imagen sorprendente, hay un amable chino que te ofrece una fotografía de recuerdo. En el recorrido ademas de superar el vértigo deberás sortear a los demás turistas que vienen en sentido contrario.

Todo un paseo solo apto para valientes.


+Info guía de viaje del Monte Hua

Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8

Entradas relacionadas en Meridianos:
Caminito del Rey
Aprender a leer chino... ¡con facilidad!
Alex Honnold el escalador sin red
Haiku, la escalera al cielo
Los tres puentes naturales de Wulon
Escenas de China
Como ser el primero en la cima del Machu Picchu
La increíble historia del hombre que vivió 256 años
Una cabaña en el Matterhorn
Dafen, la ciudad de los copistas
La Senda del Pensamiento de Darwin
'Yee Peng' el festival de los farolillos de papel
Gocta, la catarata secreta