5 de septiembre de 2014

Nuestro cerebro coliflor

Imagen  Dolors Boatella
"En una ocasión creo que fue en invierno, en la fiesta de Januká, tuvimos una gran discusión, que duró varias semanas ininterrumpidas, sobre la predeterminación frente al libre albedrío. Recuerdo como si fuera hoy que de repente tu madre nos sorprendió con una frase extraña, dijo que si le abrieran a una persona y le sacaran el cerebro, de inmediato se vería que nuestro cerebro es tan solo una coliflor. Incluso el cerebro de Chopin o de Shakespeare: tan sólo una coliflor" (...)
Hindenburg, 1937.
 Transbordador espacial Challenger, 1986
Nagasaki, 1945. Explosiones históricas en coliflor. Foto Brock Davis.
"Tan sólo una coliflor, dijo, y con las manos nos indico el tamaño de la coliflor, y que maravilla, dijo, dentro de esta coliflor caben el cielo, la tierra, el sol y las estrellas, caben las ideas de Platón, la música de Beethoven, la Revolución Francesa, las novelas de Tolstói, el infierno de Dante, y el desierto y los océanos, hasta para los dinosaurios y los monstruos marinos hay sitio, todo entra fácilmente en esta coliflor, las esperanzas de la humanidad, los deseos, errores y fantasías, hay sitio para todo" (...) 
 Una historia de amor y oscuridad de Amos Oz.

El cerebro humano un órgano de color blanquecino, que pesa de media un kilo y medio y se parece a una coliflor. Centro del sistema nervioso, de consistencia muy blanda, similar a la gelatina o a un tofu consistente. Una coliflor fractal de la familia de las crucíferas donde cabe de todo, desde el más mínimo pensamiento mañanero, hasta la mayor flatulencia estelar.

Bonus extra:
El Cuento de la Coliflor del libro El cuento del antepasado, de Richard Dawkins.
Documental El mal del Cerebro.

Entradas relacionadas en Meridianos:
Las ondas cerebrales de Albert Einstein
¿Qué tiene de especial el cerebro humano?
Un cerebro oculto en la Capilla Sixtina
El Universo del Cerebro
La "Teoría del Búfalo", sobre la inteligencia
El cerebro más famoso del mundo
Experimentos de control mental
Cuéntame tu obsesión
La mujer que puede escribir, pero no puede leer