19 de julio de 2014

Atravesando una cascada con un traje aéreo



La localidad suiza de Lauterbrunnen cada año recibe 20.000 "amantes de las emociones fuertes". Saltadores BASE de todo el mundo llegan a este lugar para realizar vuelos espectaculares y muy peligrosos. Y desde hace ya un tiempo, la última moda y más arriesgada es atravesar la cascada del Staubbach:


Un vuelo muy preciso que dura apenas un minuto, en el que se debe llegar con la suficiente altitud y sustentación para no golpear la pared del acantilado. Un salto que repiten para poder realizarlo de manera perfecta, ya que apenas un par de metros separan al paracaidista del muro y a 150 km/h un pequeño error se paga con la vida.


Durante el salto los "locos de la adrenalina" parecen mantener la respiración hasta justo el momento en el que se abre el paracaídas, donde pegan un grito de liberación.


Deporte extremo que ha causado 245 muertes en todo el mundo. 38 de esos fallecidos en este valle suizo en los últimos 20 años, entre ellos el español Álvaro Bultó.

Una modalidad de paracaidismo muy controvertida y que apenas encuentra rechazo entre algunos ganaderos de la zona, ya que la mayoría de la gente calla.

Entradas relacionadas en Meridianos:
El último vuelo de Jeb Corliss
Un elefante en las Cataratas Victoria
Estremecedor salto en paracaídas
Volando a ras de suelo
El túnel secreto de las cataratas del Niágara
Sin miedo a las alturas
Vídeo del accidente del saltador base Jeb Corliss
Espectaculares imágenes del Salto Ángel
Oposición a un deporte extremo
Cascada
Sobrevolando el cielo de Nueva York con un traje aéreo
Zapatilla voladora
Parahawking, parapente con halcones
Gocta, la catarata secreta
Paracaidismo full contact
Sensación de volar
Experiencias en gravedad cero
Desfile de moda a gran altura