23 de abril de 2014

Danza nocturna en la profundidad del mar

Foto Woods Hole Oceanographic Institution.
Distintos puntos de vista de un extraño animal que parece una bailarina en la oscuridad de la noche. Pariente de la carabela portuguesa, la Rhizophysa es un sifonóforo que forma colonias flotantes.

Dibujo Lindsay Balfour.
Gracias a la campana natatoria que guarda una burbuja de aire (la parte que parece la cabeza), esta medusa es capaz de flotar de manera grácil cual hada en las profundidades marinas. Es depredadora y sus tentáculos urticantes pueden alcanzar un par de metros de largo. Longilíneos brazos que le sirven para atrapar a su presa en un abrazo mortal.

Entradas relacionadas en Meridianos:
El extraño Glaucus atlanticus
Concentraciones de fitoplancton vistas desde el espacio
Las verdaderas sirenas
Descubiertas 180 especies de peces biofluorescentes
El mar en llamas, el Mar de ardora
La criatura más venenosa del planeta
Una cacerola abandonada en el fondo del mar
La vida oculta en un estanque de agua
Bioluminiscencia en la cámara
Teahupo'o, 'El muro de las Calaveras'
Vida de un cachalote