25 de junio de 2009

Las Islas Salvajes ¿españolas o portuguesas?

A 30 grados del Ecuador y a 165 kilómetros de la civilización se esconden tres islas y una docena de islotes. Resisten en mitad del océano Atlántico como el litigio más largo de la historia. Las Islas Salvajes mantienen a España y Portugal durante los últimos 5 siglos en disputa por su soberanía.

Están en la Macaronesia, dos rocas desprotegidas e inhóspitas, plantadas en pleno océano Atlántico, más próximas de las Canarias que del archipiélago de Madeira. (Click para ampliar)
Allí no hay teléfonos, el agua es la que dejan las lluvias, la electricidad viene del sol y solamente existen dos casas. Una pertenece al Gobierno, la otra a una pareja de ingleses.

Diario de Sesiones del Senado español, donde el ministro Eduardo Serra negaba que España hubiera reconocido la soberanía portuguesa de las islas. (Click para ampliar)
Pese a ser inhabitables y sólo contar con 2,7 kilómetros cuadrados de superficie, las Islas Salvajes brillan en el mapa por dos razones: de ellas dependen los derechos de explotación económica de miles de kilómetros cuadrados de océano y son un tesoro biológico que alberga más de 50 especies endémicas.

La superficie total del archipiélago es de 2,73 km².(Click para ampliar)
Las Islas Salvajes, según sostiene España, son "islotes incapaces de sostener una población y actividad económica", como dice el Ministerio de Asuntos Exteriores, la frontera debería situarse en la línea equidistante entre las Canarias y la portuguesa isla de Madeira, separadas por 240 millas.

El naturalista Jacques Cousteau dijo que estas islas tenían las aguas más limpias y transparentes que jamás había visto. (Click para ampliar)
Portugal argumenta justo lo contrario. Dice que las islas siempre han estado sujetas a cierta explotación económica, que los guardas del parque son sus habitantes, y que si no hay más es porque las leyes de protección medioambientales lo impiden. El día que se decida poblarlas, añade, se podrá desarrollar una actividad económica basada en el turismo ecológico. Por si quedase alguna duda, han clavado un buzón en la isla mayor para dejar clara su soberanía. Lisboa pretende así que la frontera se trace entre las Salvajes y las Canarias, a 40 millas de cada archipiélago.

Puesta de sol en las Islas Salvajes. (Click para ampliar)
Como curiosidad existe una vieja leyenda que cuenta la existencia de un tesoro oculto en las Islas Salvajes. En el siglo XVIII, unos piratas franceses saquearon tres naves que procedían de México cargadas de oro, joyas y otras riquezas. Los corsarios, sin embargo, no estaban de suerte, ya que su barco encalló poco después en uno de los muchos arrecifes que rodean las islas. Y no les quedó más remedio que esconder lo que pudieron rescatar del naufragio, con la intención de recuperarlo más adelante. Pero la mala fortuna les siguió acompañando porque, cuando se dirigían en lancha hacia Tenerife, el lugar habitado más cercano, fueron apresados por navíos de guerra españoles. Los piratas jamás confesaron dónde ocultaron el botín y fueron condenados a muerte, llevándose su secreto a la tumba.

Gruta del Capitán Kidd. (Click para ampliar)
El fabuloso tesoro de las Salvajes nunca se ha encontrado, a pesar de que se han realizado varias expediciones para localizarlo. A mediados del siglo XIX, unos ingleses estuvieron explorando una de las islas, Salvaje Grande durante cuatro años, gastando una considerable suma de dinero. Recorrieron sistemáticamente toda la isla, excavaron la tierra, levantaron grandes rocas, exploraron las cuevas y buscaron en los rincones más recónditos, pero el misterioso tesoro no apareció.

Vía: 1, 2, 3, 4, 5, 6 , 7 y 8

Entradas relacionadas:

5 comentarios:

SUSO dijo...

Hola Elzo.

Parecen una especie de "Perejil", pero en lugar de mantener un litigio con Marruecos, le disputamos la soberanía a Portugal... No está mal, una disputa soberanista sobre un territorio formado por tres islas y una docena de islotes... totalmente estériles y sin ningún interés económico, salvo el tesoro de las 50 especies endémicas, por supuesto, algo que no creo que posea la península Ibérica en todo su territorio (me refiero a 50 especies únicas...).

A no ser, claro, que los políticos sepan donde está escondido el tesoro, claro...

Un saludo!!

lightalive dijo...

Las Islas Selvajes son portuguesas, politicamente y en cualquier Atlas geografico así lo es, no entiendo donde esta la duda. Solo para algunos españoles hay problemas en reconocerlo. Mas se hay dudas,una sugestión sencilla y simbolica: Pergunta a Zapatero y a lo Rey de España de quien son las Islas Selvajes. ;)
Por ahora y en este momento es una area natural y protejida de Portugal y no hay algun interes en hacer de estas islas otro punto turistico de masas.

Un abrazo,

G.

Emmanuel dijo...

La guerra,esa es la solucion a todos los problemas.Todos los españoles no somos tontos,sabemos que toda europa nos odian.No a la onu ;no a la cee y todas las demas.

Emmanuel dijo...

Yo digo como español,que nunca podremos entendernos con nadie porque europa odia España. La onu es una m... y las guerras lo aclaran todo.Lo siento pero es asi.

Suso dijo...

Elzo, perdona que me entrometa, pero hay comentarios que no puedo dejar sin respuesta...

Emmanuel, amigo, la guerra nunca es una SOLUCIÓN. El respeto por el diferente, la solidaridad y la colaboración, sí parecen más una solución a la mayoría de los problemas, incluidos el odio y la autocompasión que parecen atormentarte...

No te engañes, Europa no nos odia. Más bien creo que nos aguantan, nos soportan, nos justifican, nos ningunean y nos permiten representar, de vez en cuando, el papel de "aspirante a primer mundo" en la Divina Comedia del centralismo europeista (acuérdate de la famosa "Sarcosilla" de Esperanza Aguirre)

Quienes sí que nos odian son las naciones sudamericanas. Y con toda razón, ya que significamos para ellos el único vestigio, el último remanente a quien reprochar el genocidio de sus antepasados, que nuestros abuelos (también los tuyos, Emmanuel, no lo dudes)perpetraron con la población indígena tras el descubrir América.

Y no sólo hablo de muerte física de personas. También nos encargamos de aniquilar sus culturas, sus creencias, su historia, su irrepetible forma de vida en armónica comunión con la naturaleza. Por no mencionar el saqueo y el expolio al que sometimos sus territorios!!

Y lo hicimos, atento... en el nombre de dios!!, tratándolos como "salvajes" por adorar a dioses paganos como el sol, el bosque, el agua... mientras les adoctrinamos para que abrazaran nuestra religión, representada por... atento de nuevo... la imagen del hijo de dios torturado por los hombres!!! Y luego los salvajes eran ellos... Esa gente sí tiene motivo para odiar, al menos, lo que significa nuestra bandera, nuestro país y nuestra arrogante superioridad de ciudadanos europeos... Yo al menos albergaría sentimientos de animadversión hacia mis paisanos, aunque, evidentemente, no podría focalizar el odio hacia los actuales españoles, porque tenemos una buena coartada para cuando sucedió el genocidio indígena: no habíamos nacido...

Ah!! Y no lo sientas, hombre... Si crees que las guerras lo aclaran todo, yo te animo a coger un cetme y pirarte a... cualquier guerra que ahora mismo asola nuestro triste planeta... Pero que no se te pase iniciar una nueva guerra, ¿vale?

Un saludo!!