10 de julio de 2008

Entrevista a un caníbal

"Mi nombre es Armin Meiwes, nací en 1961 soy ingeniero informático de Rotemburgo, (Alemania), mate un hombre lo descuartice y lo comí. Desde entonces siempre lo llevo dentro de mi".


Armin Meiwes, el Caníbal de Rotemburgo, cumple cadena perpetua debido al asesinato, descuartizamiento y canibalismo de una persona con la que contactó por internet y que supuestamente le pidió que lo matara y luego devorara, porque esto les excitaba sexualmente a ambos.

Conoció a Bernd Brandes en un chat, un ingeniero de Berlín. Bernd se declaraba bisexual, y violencia y tortura formaban parte de sus rituales sexuales del día a día. Se citaron primero para un fin de semana donde pusieron a prueba sus instintos caníbales. Tras la despedida en la estación, Brandes lo pensó mejor y llamó a Meiwes para que lo recogiese. Quería probar otra vez.

Tras varias horas de conversación, Brandes quiso que el Caníbal le amputase el pene. "Córtalo de una vez", dijo la víctima. Con gran cantidad de alcohol y medicamentos, ya no sentía dolor. Por fin Bernd pudo cumplir su sueño, comerse sus propios genitales. Meiwes cortó el pene en dos trozos y los puso en la sartén aderezándolos con pimienta, sal y ajo.

En cuanto a los motivos que llevaron a la víctima a ofrecerse, Armin manifestó que no entendía el sentimiento de felicidad que Bernd experimentaba. Meiwes asesinó posteriormente a su víctima en la mesa de descuartizar y grabó todo en cámara de vídeo. Descuartizó el cuerpo y conservó la carne. Después de dos días, Armin vio cumplido su deseo de comer carne humana. Según las declaraciones a la policía, la carne humana tiene un sabor parecido a la carne de cerdo.

El "Caníbal" había cumplido su deseo, pero esto no era suficiente. Los meses siguientes los pasó buscando nuevas víctimas. Necesitaba carne joven y fresca. Esta actitud fue la que condujo a la policía a desenmascararlo. Un estudiante de Innsbruck denunció a Meiwes, que aseguraba en los foros haber probado la carne humana. En el recuento de respuestas, se registraron varios centenares de víctimas, dispuestas a dejarse devorar por un caníbal. La policía lo arrestó un año después del asesinato.

El documental “Entrevista a un caníbal” ofrece los testimonios del abogado defensor de Meiwes y de algunos vecinos que incluso, dejaban a sus hijos a cargo del que después se convirtió en “El Caníbal de Rotemburgo”. El documental incluye material gráfico inédito de la escena del crimen, la casa y el cuarto donde Meiwes y Brandes consumaron su tétrico ritual:


Ver el documental completo:



Relacionada:
Issei Sagawa de caníbal a crítico gastronómico

2 comentarios:

bongo dijo...

El grupo aleman Rammstein le "dedico" una cancion a este tio Mein Teil. http://es.wikipedia.org/wiki/Mein_Teil
http://youtube.com/watch?v=lk06_ll_vgo

Anónimo dijo...

Oye, me vi todo el video, muy interesante. Gracias por el link.

Aunque si note mucha tristeza y soledad en el interior de ese senor... Valla secuelas que deja el abandono, sea paternal, maternal o ambos. Me quedo sonando esa frase que menciona al final del reportaje, cuando dice que las fantasias eso son, fantasias, y que no deberian llevarsen a cabo. Lo vi arrepentido, pero que no niegue no lo queria matar, pues tenia muchas ganas de comerselo. Primera vez que en un programa asi muestran el lado humano de un asesino, porque eso es lo que es: un ser humano.