17 de junio de 2008

El naufragio de los patitos de goma

Como todas las buenas historias, ésta comienza en una furiosa noche de tormenta. En enero de 1992, un buque de carga que había zarpado de Hong Kong rumbo a América se averió en medio del Océano Pacífico, cerca de la línea internacional de cambio de fecha, donde se separan los hemisferios occidental y oriental. Por culpa de los violentos balanceos del barco, algunos de los contenedores se desprendieron de sus amarras y cayeron al agua. Uno de ellos se abrió vertiendo su cargamento: 29.000 juguetes de plástico para la bañera. "Friendly Floatees" , algo así como "Amigos flotantes", ai se llamaban los juguetes de baño de plástico comercializados por la empresa "The First Years ICC.

Mapa del desplazamiento a la deriva llevado a cabo por los Friendly Floatees desde 1992.


Empujada por el viento y las corrientes oceánicas, esta flotilla de patos amarillos, castores rojos, ranas verdes y tortugas azules, empezó uno de los periplos más grandes del mundo, una travesía que ahora puede estar llegando a su fin. Al cabo de más de 11 años y varios miles de millas, los científicos creen que los juguetes han seguido su camino hacia la costa occidental de Norteamérica, a través de las aguas heladas del Polo Norte, y ahora probablemente se encuentren en su recorrido final por el Atlántico norte. Cualquiera de estos días podrían aparecer en las costas de Gran Bretaña o Galicia.

La travesía no ha sido precisamente un crucero de placer; los juguetes también han trabajado durante su viaje. Observando el lugar y el tiempo en que aparecen las criaturas de plástico en las playas, los científicos han podido estudiar las corrientes oceánicas de una manera que no había sido posible antes. Además de haber ayudado a los expertos a conservar las reservas de pescado y a entender mejor los efectos del calentamiento de la Tierra, los patos y sus amiguitos de plástico han colaborado incluso en la investigación de varios asesinatos durante el viaje.

OTRAS PÉRDIDAS

80.000 zapatillas deportivas Nike, cayeron en la mitad del Pacífico norte, 29.000 patos, tortugas, ranas, ardillas de hule vertidos en la mitad del Pacífico.34.000 guantes para hockey en el hielo cayeron del Hyundai Seattle. 20.000 sandalias cayeron en el Pacífico cerca de las costas de Hawai. 100.000 chanclas de caucho cayeron en el pacífico Sur durante una tormenta.
5 millones de piezas de Lego cayeron al Atlántico del carguero Tokio Express. 500.000 latas de cerveza cayeron al Pacífico de un carguero chino. 33.000 zapatillas deportivas Nike cayeron cerca de las costas de California.

Blanqueados por el sol y el agua de mar, los patos y castores se han decolorado a blanco, pero las tortugas y ranas han mantenido sus colores originales. Se han escrito dos libros infantiles sobre los patos, y los mismos juguetes se han convertido en piezas de colección, alcanzando precios tan altos como 1.000 dólares. También fueron objeto de una campaña publicitaria de la empresa española Seat.

Via El Mundo: El naufragio de los patitos de goma