31 de mayo de 2008

El Club de las Alturas (Mile High Club)


El Mile High Club (o MHC) es uno de los clubes mas exclusivos del mundo, y para entrar en el no hace falta ser multimillonario ni tener demasiadas posesiones; tan solo es necesario... haber practicado sexo en un avión.


Se llama el Club de las Alturas, Mile High Club ("Club Milla Alta"), y sólo se puede ingresar cuando se ha tenido una actividad sexual en pleno vuelo. Pero además tiene sus normas y es que debe ser en una aeronave a una altura minina de 1 milla, unos 5280 pies (1600 metros) por encima de la superficie terrestre.


El atractivo de pertenecer a esta sociedad dicen algunos "socios" viene dado por la menor presión atmosférica en la cabina de vuelo, que aumenta la intensidad y calidad y cantidad de los orgasmos. Otra atractivo es la vibración del avión, lo que puede hacer más fácil la excitación. También atraen las fantasías acerca de los pilotos o asistentes de vuelo. Para muchos otros, quizás la mayoría, el hecho de unirse a este selecto club viene dado por la emoción de hacer algo prohibido y la emoción del riesgo de ser descubierto.


El fundador de esta singular asociación fue en 1916 Lawrence Sperry el cual presuntamente se dedicaba a una actividad sexual con una mujer mientras sobrevolaba New York, en su hidroavión cuando se estrelló (no fatalmente) contra el agua.


La National Transportation Safety Board (NTSB) es una organización independiente del Gobierno de los Estados Unidos que se dedica a la investigación de accidentes automovilísticos, de aviación y marinos ha dictaminado que al menos un accidente fue causado por que un piloto practicaba sexo mientras pilotaba una avioneta.

Algunos famosos que pertenecen a este club son:

El extravagante multimillonario, Richard Branson, dueño del grupo Virgin, alegó que se incorporó a la Mile High Club a los 19 años con una mujer casada y en el baño.

El 11 de febrero de 2007, Lisa Robertson, azafata, fue despedida después de tener relaciones sexuales con el actor Ralph Fiennes en el baño de la clase "business" durante un vuelo de Australia a la India.
Sobre la legalidad de este tipo de "actividades aéreas", fueron investigadas por la BBC en este articulo: Sexo en el avión.


Para aquellos que buscan unirse al club, varios empresas privadas ofrecen la posibilidad de reservar un vuelo para realizar dicho propósito. Alguna web también oferta vuelos chárter especialmente diseñados con este fin.


Sin embargo, pese a las restricciones, para los que quieran desafiar las normas. Para los osados se publicó, incluso, una guía de cómo mantener relaciones sexuales en un vuelo.


+Info:
Vídeo Orgasmatrix: Sexo amateur en un avión