24 de diciembre de 2007

Por una navidad auténtica

Manifiesto por una Navidad autentica:

Sólo hace falta salir a la calle cualquier día o poner la televisíon para darse cuenta que estamos perdiendo el verdadero espíritu navideño, aquello que hizo de estas fechas una época de paz, amor y buenos deseos.
Si no queremos que la Navidad desaparezca definitivamente tenemos que actuar, con 3 medidas de autoexigencia:

  1. Porque felicitar a tus padres, a tus amigos o a tu abuela es muy fácil. Felicita a los malos, a los bordes, a tus enemigos, a los taxistas, a los árbitros, a las petardas, a los paparazzi, a los cantantes que no cantan, a los porteros de discoteca, a los malvados de los cuentos, a los famosillos, a los concursantes de realitys baratos, a los que ponen multas de aparcamiento, a los malos de las películas, a los que simplemente nos caen mal o nos gustan.
  2. Dedica tus buenos deseos a la gente que no soportas. Busca en tu interior lo que menos te gusta y cuando lo encuentres deséale Feliz Navidad.
  3. Cuando encuentres a alguien merece tu felicitación esta Navidad sal a buscarlo y hazlo. Sin acción no hay reacción.

Demuestra que tienes verdadero espíritu navideño .

Un villancico para los villanos el VillanoCico :¡¡ Hay mi chiquirritín Anakín!!!



Salvo alguna honrosa excepción las felicitaciones navideñas de este año habían sido, hasta ahora, un rollo. Pero los que se han salido y a los que desde luego otorgamos el “premio a felicitación del año” son los chicos de la agencia Love Publicidad con su campaña “Por una navidad auténtica”. Su propuesta es fresca, y original en estas fechas tan cargadas de tópicos: dejemos de felicitar a amigos y familiares, felicita a tus enemigos.

Sin duda el mejor de todos los vídeos es el Villanocico (aún me estoy riendo con lo del chiquirritín Anakín), pero también puedes ver en el resto en la página web o en YouTube (Petardas, taxistas y porteros de discoteca).

Vía pixelydixel