9 de agosto de 2007

El paso del Stelvio





Situado a 2.757 m. de altitud, el paso del Stelvio es uno de esos lugares más espectaculares de la Tierra. Aunque constituye el segundo paso más alto de los Alpes, su espectacularidad no viene dada por la altura sino por la disposición de la carretera. Las 48 curvas que conducen hasta la cima son visibles desde kilómetros de distancia, lo que lo convierte en un escenario casi irreal.




Una tras otra, las 48 curvas se extienden a lo largo de 24 kilómetros de distancia, con un desnivel medio del 7,5 %.







Esta carretera fue originariamente construida entre 1820 y 1825 por los austríacos y desde entonces ha sufrido pocas variaciones. Debido a su emplazamiento entre las fronteras austriaca, suiza e italiana, el paso tuvo una gran importancia estratégica durante años y fue escenario de algunos combates armados durante la I Guerra Mundial.








Vídeo Subida al Stelvio :




Vía Fogonazos