17 de mayo de 2015

El mapa del cólera de John Snow

Agosto de 1854, Londres es la ciudad mas grande del mundo en ese momento, con más de 2.5 millones de personas es una metrópolis pestilente. Una urbe caótica y maloliente, con un serio problema de basuras debido al gran número de habitantes que soporta y a la falta de un alcantarillado eficiente.

The silent highwayman, la muerte ronda el Támesis, reclamando la vida de los que no pagan por la limpieza del río, durante el Gran Hedor.

Un Gran Hedor causado por más de 200.000 pozos negros. Y es que la mayoría de las casas en esa época no tenían servicio y vertían los residuos a los pozos ciegos situados en los sótanos. Vaciar un pozo negro costaba un chelín, un precio que el londinense medio no podía costear. Como resultado la mayoría de los pozos negros eran fuentes de olor fétido.

Pozos que rebosaban a desagües diseñados para recoger sólo el agua de la lluvia, y que acababan contaminando las calles antes de descargar en el río Támesis.

Y es a finales de verano cuando el centro de Londres sufre el brote de cólera más violento de Inglaterra con una tasa de mortalidad del 12,8% en algunas parte de la ciudad. Concretamente en el barrio del Soho donde el sistema de alcantarillado era inexistente, en menos de una semana, en un área de apenas medio kilómetro, el agresivo brote de cólera mato a casi mil personas.

Cartel del pub John Snow, junto a la placa que recuerda al doctor.


Y es aquí donde entra en acción nuestro héroe, el doctor John Snow, médico de igual apellido que el Jon Nieve de Juego de Tronos. (Tal vez el bonachón de George R.R Martin se inspirase en él para su personaje).

John Snow tenia su consulta próxima al epicentro de la catástrofe, por lo que conocía a varias de las víctimas. Como vecino, Snow sabía que la mayoría de los residentes extraían el agua de una fuente pública de Broad Street. Fiel a su hipótesis inicial, Snow planteó que el brote de cólera se debía a la ingestión de agua contaminada proveniente de esta fuente y se propuso, demostrarlo.


Para ello, compró un mapa con el callejero de la zona asolada y en él, apuntó con una linea negra el lugar donde vivía cada fallecido. Información que obtuvo de hospitales cercanos y de sus propias observaciones, visitando, una a una, las casas del barrio. El resultado fue éste mapa, una de las primeras infografías de la historia:

Mapa original del Dr. John Snow, que muestra los casos de cólera de la epidemia ocurrida en 1854. Los puntos muestran la localización de las personas afectadas por beber agua de los pozos (cruces).




Un gráfico sencillo pero que sentó las bases para el cambio de paradigma respecto de la generación de las enfermedades y la definición del concepto de enfermedad infectocontagiosa.

John Snow no tardaría en persuadir a las autoridades para que inutilizaran la bomba de agua de la fuente quitando la manivela. Como foco causante de la epidemia, evitando así la expansión de la enfermedad. Más tarde se supo que el motivo de la contaminación se encontraban en los restos fecales procedentes de los pañales de un bebé enfermo que, a través de un pozo negro, se filtraron al agua subterránea del pozo afectado.



Al año siguiente, en 1855, Snow presentó en el comité formado para investigar la epidemia una versión actualizada de su ya por entonces famoso mapa en el que contenía un añadido: una línea que delimitaba el área de servicio en torno al pozo de Broad Street. Más del 70% de las muertes por cólera durante el brote de 1854 se produjeron dentro de esta área de influencia, lo que reforzaba aún más si cabe la relación entre el agua contaminada y los casos de infección. Snow sacrificando su prestigio se opuso a las teorías miasmáticas, teorías vigentes en la época que creían que las emanaciones fétidas del suelo y las aguas impuras, eran la causa de enfermedad.

El análisis posterior dio origen a la moderna epidemiología, el estudio sistemático de la evolución de una enfermedad dentro una población humana para ver como se propaga. Lo cierto es que el establishment médico-sanitario no aceptó su teoría hasta bien entrados los sesenta, cuando Snow llevaba más de una década criando malvas.


En la actualidad en la calle Broad, el lugar donde estaba la bomba de agua original, esta marcado por un bordillo de granito rosa. En esta esquina hay un pub con el nombre del doctor donde se reúne The John Snow SocietySociedad que tiene objetivo promover la vida y obra del Dr. Snow. Para pertenecer a dicha sociedad, el único requisito es visitar el pub John Snow.



Cerca del lugar se erigió en 1992 una réplica de la bomba de agua y sin la manivela que la accionaba, como recuerdo de la gran labor de John Snow.

Charla TED donde el escritor Steven Johnson nos lleva durante diez minutos hacia el Mapa de los Fantasmas, su libro acerca del brote de cólera de Londres en 1854 y el impacto que éste tuvo en la ciencia, las ciudades y la sociedad moderna.



Vía 1, 2, 3, 4, 5, 67, 8, 9 y 10

Entradas relacionadas en Meridianos:
Los Médicos de la Peste
Los dientes de Waterloo
8 remedios para el resfriado común probados científicamente
Mary Tifoidea: La mujer más peligrosa de América
Imposible dormir
Las experiencias cercanas a la muerte desde el punto de vista científico
Una medida de la consciencia
Música clandestina grabada en radiografías de rayos X
La valiosa sangre azul del cangrejo herradura
Cómo ver sin gafas
La alimentación del futuro
Nuestro cerebro coliflor
La mujer que puede escribir, pero no puede leer
El primer electrocardiograma