3 de mayo de 2014

Fordita, un nuevo material de joyería creado por el hombre


La Fordita (Fordite) también conocida como ágata de Detroit o ágata de Motor, es un material creado a partir de la acumulación de capas de pintura en las antiguas fabricas de coches, de la industria automovilística norteamericana. Especialmente en las factorías de la marca Ford en Detroit,de ahí su nombre.



Capas de coloridos esmaltes que se han endurecido, gracias a las repetidas ocasiones en que entraban en los hornos las carrocerías para secarse. Algunas de estas capas más profundas incluso fueron al horno más de 100 veces.





Pintura que era pulverizada a mano y que se iba acumulando en determinadas zonas,  formando grandes montones que de vez en cuando era necesario retirar.



Un proceso que con la llegada de la automatización y el uso de cabinas con brazos robóticos desapareció. Hecho que convirtió a este 'mineral' en escaso y raro.




Su fantástico colorido, que es fácil de cortar y de pulir lo convirtieron en ideal para joyería de reciclaje. En cuanto se corrió la voz acerca de este extraordinario material, fueron muchos los comenzaron a aparecer en las fábricas de automóviles, ofreciéndose para ayudar a quitar esa pintura problemática.


Pero fue el abandono de los peligrosos viejos métodos lo que hizo que la Fordita desapareciese.




Los coches ahora se pintan por medio de un proceso electrostático, que básicamente lo que hace es que 'magnetiza' los esmaltes a las carrocerías. "Las minas" de Fordita están agotadas, por lo que conseguir un poco resulta casi imposible.


Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

Entradas relacionadas en Meridianos:
La "pata de elefante" de Chernóbil
Bezoar, la piedra mítica
Los árboles del dinero
La quimera del oro
Los dientes de Waterloo
La belleza de los minerales fluorescentes
Piedras como dulces, dulces como piedras
El dinero Fiat el dinero basado en la fe
Las cosas más raras y valiosas del mundo
Un obelisco de 350 toneladas y 4000 años de antigüedad
Goodbye General Motors
El símbolo del dólar $ en mi dedo
Kintsugi (金継ぎ) el arte japonés de arreglar lo roto con oro
El trono de cuerno de unicornio del Reino de Dinamarca

2 comentarios:

GuillermoBlogeado dijo...

Genial!
superinteresante... que pena que ya no quede más de este maravilloso material.

Luis dijo...

Este... lamento disentir.
Trabajo en una fábrica de coches, área de pintura, y me temo que el que el proceso sea electrostático no te elimina que tengas acumulaciones de pintura en utillajes auxiliares.
De hecho, ahora mismo estoy pensando en guardar los útiles donde pintamos las tapas de la gasolina, que acaban en la basura (son de plástico)... con estas mismas capas.