5 de abril de 2014

Estampida de esqueletos en el museo


Desde que se inauguró en 1898 como parte de la Exposición Universal de París, todo aquel que entra en la Galería de Paleontología y Anatomía Comparada (Galerie de Paléontologie et d'Anatomie comparée) y recorre tan impresionante sala, ha quedado sobrecogido ante el desfile de las fascinantes criaturas que habitan este lugar.



Avalancha de blancas osamentas que te dejan con la boca abierta como a un niño asombrado. Una estampida de tibias, calaveras y costillas de seres esqueléticos que te rodean por todas partes.

Un imponente ejercito de más de mil esqueletos de todo tipo de vertebrados, que abarrota la galería de pared a pared. Un escuadrón perfectamente alineado, que desfila atento a las ordenes del homo sapiens que nos recibe a la entrada.


Una nave del Museo Nacional de Historia de 2500 m² en dos plantas abarrotadas, de fósiles de dinosaurios y huesos de animales capturados en las grandes expediciones del siglo XVIII y XIX por viajeros naturalistas.

Entradas relacionadas en Meridianos:
Un mini museo en tu escritorio
El trono de cuerno de unicornio del Reino de Dinamarca
El diseño de la torre Eiffel se inspiro en el fémur
El museo más grande del mundo está vivo
La Familia Sagrada a lomos de un dinosaurio
El lugar donde acaban los reyes: El Pudridero
La mayor colección de aves del mundo
Francis Bacon, su última visita al Prado