3 de diciembre de 2013

Uno de los finales más increíbles en la historia del fútbol americano universitario


30 de noviembre de 2013, fin de semana del Día de Acción de Gracias, se juega la esperada final de la Iron Bowl entre los equipos de las dos mayores universidades publicas del estado de Alabama, los Tigres de Aurburn y los Elefantes de Alabama. Considerada la mejor serie final y con la mayor rivalidad.

Queda solamente un segundo para el final del encuentro y los equipos están empatados a 28. El pateador de Alabama, Adam Griffith, tiene la oportunidad de poner por delante a su equipo y ganar el partido. Pero sucede lo siguiente...

Uno de los finales más increíbles del fútbol americano universitario y que ya ha pasado a la historia de este deporte con el nombre de Kick Bama Kick.


Chris Davis de Auburn recogió el balón y tras superar bloqueos y apunto de salirse del campo, llega hasta la zona de anotación en un touchdown de 100 yardas ante la locura de todos los espectadores del Jordan-Hare Stadium y de los espectadores que lo veían por televisión:


Entradas relacionadas en Meridianos:
Crónica del partido de fútbol entre filósofos
Historia del Alirón
La historia asombrosa de como un emir rearbitró un partido de fútbol
El partido de la muerte
'El nacimiento de una pasión', los orígenes del fútbol
El pueblo dividido de Adidas y Puma
La esencia del fútbol
Butragueño con la camiseta del Barça y Zubizarreta con la del Real Madrid