4 de mayo de 2010

15 años en la calle . . .

Su vida se dibuja en 4 trazos: "Me llamo Miquel Fuster. Soy profesional del cómic y pintor y he pasado 15 años de mi vida en la calle. Quiero volver a ganarme la vida pintando y espero que este blog me ayude a ello."


Ni las agresiones, ni la dependencia del vino, ni las amistades perdidas, ni el frío de los bosques de Collserola. El sueño del banco es una de las vivencias más terribles en la retina de Miquel Fuster, un dibujante de cómic que a los cuarenta y tantos vio como un desengaño amoroso, el incendio de su piso de Sants y el alcohol le fueron dejando en la calle, en la que vivió 15 años. Pero nunca dejó sus bocetos, aunque tuviera que alimentarse con tres o cuatro litros de calimocho cada mañana para superar el temblor de las manos y adquirir la fuerza suficiente para que su trazo no flaqueara como su ánimo.



Hoy, Miquel Fuster, de 65 años, es un torbellino de recuerdos. Lleva siete sin beber y viviendo bajo techo. Es un hombre que mira de frente, asume su alcoholismo –«llamarme exalcohólico es una mentira encubierta»– y ha decidido no renegar de su pasado. Al contrario, está a punto de matar ese sueño del banco con otro sueño: describir en un cómic los años que pasó en las calles de Barcelona. En la editorial Glénat, que publicará el trabajo de Miquel en abril, nunca habían visto nada igual: una calidad artística unida a unos guiones sin trampa ni cartón, sin ficción. Tan duros como el trazo negro de su cómic.

Blog: Miquel, 15 años en la calle. . . Galería en Flickr

Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7