18 de noviembre de 2009

La belleza del interior

Utilizadas en un principio, para la conservación de objetos artísticos en los museos. Estas radiografías adquieren otro propósito mágico. Al mostrar el interior, casi se podría decir que muestran su alma. (Click en las imágenes para ampliar)



Lo invisible se hace visible mediante los rayos X. Las tripas, los huesos de las obras de arte, de las colecciones del Museo Getty y el Museo de arte de Asia de San Francisco se desvelan como otra diferente, pero igual de espectaculares.


Las fotografías son de David Maisel que pudo ver arte donde otros no veían nada.