18 de septiembre de 2009

Abrir las tripas del perro andaluz 80 años después

Nació de la confluencia de dos sueños de un par de genios, Buñuel y Dalí, hace 80 años ya. Una navaja que secciona el ojo de una mujer y hormigas que brotan de la mano de un ciclista.

Aquella herida abierta derramó imágenes impúdicas, grotescas, perturbadoras, libres de todas las ataduras de la razón y el tiempo, que aún hoy siguen salpicando con rabia al cine y a la vida convencional.

Dos jóvenes artistas construyeron, desde la fuerza que les otorgaba su genialidad creativa, uno de los hitos de las artes visuales del siglo XX. Una opera prima, una pequeña película que no llega a veinte minutos y que pudieron realizar gracias a las 25.000 pesetas que le dio a Buñuel su madre.

Película delirio máximo del surrealismo como el final que tuvieron la pareja de actores protagonistas. Simone Mareuil, actriz francesa se quito la vida a los 51 años empapándose con gasolina y quemándose viva en una plaza pública. Pierre Batcheff cuyo nombre verdadero era Piotr Bacev acabo también suicidándose, en este caso por una sobredosis del barbitúrico, Veronal.

Y como recuerdo de este 80 aniversario, que mejor que ver "Un perro andaluz" película en dominio público, en la versión integra sonorizada según indicaciones de Buñuel.




Algunas tripas del Perro:
Un chien andalou Sitio dedicado al film.
Luis Buñuel: The Masters Series
Wiki

Entradas relacionadas:
Simón del desierto
Encuentros entre leyendas
Las 3 primeras películas de Luis Buñuel