29 de enero de 2009

Un recuerdo

En estos días donde el verano parece tan lejano, me viene a la memoria un maravilloso recuerdo de las vacaciones.

Una vieja y derruida torre.



Una antigua almenara, La Torre del Loro, vigía ante ataques berberiscos señala una de las playas más acogedoras y tranquilas del litoral de Huelva. Derribada en la primera mitad del siglo XVIII por temor a su caída, sus muros se trasladaron 50 m. de su ubicación original. Junto a la torre derruida, muy próximo a ella se encuentra, el precioso camping Doñana Playa, El Arenosillo una base de lanzamiento para cohetes con sondas atmosféricas y la residencia veraniega (Casi en ruinas) de guardias civiles Duque de Ahumada.

Atardecer en la Torre del Loro.

Restos visibles con marea baja y que la marea alta oculta. Situada en la sorprendente playa Castilla en la misma línea de costa. Lugar paradisíaco, casi virgen, veinte kilómetros sin urbanizar, un lugar para disfrutar del entorno del Parque Natural de Doñana, con sus impresionantes médanos (acantilados formados por dunas), simplemente el camino para llegar a la playa ya es un lujo.


La Cuesta de Maneli, en la carretera entre Mazagón y Matalascañas. Una pasarela de aproximadamente 1,5 kilómetros de longitud que atraviesa pinares y dunas, coronando el Acantilado del Asperillo, monumento natural, donde se tiene una vista inmejorable del paisaje.La parte final acaba en un mirador excepcional para deleitarse con un paisaje interminable de playas. Playas nudistas, donde lo mejor es bañarse desnudo, por supuesto. Si no lo habéis hecho nunca, os lo recomiendo.

Los muros derruidos de la Torre del Loro.

Las playas de Castilla, fueron el paso obligado en el comercio con América y Europa del Norte. y Saqueadas por piratas venidos de las costas del norte de África, a finales del siglo XVI, se construyeron una serie de torres que se denominaron Torres de Almenara.

La misión de estas torres era servir de refugio y vigía de las costas de Huelva. Hoy en día a lo largo de las playas se pueden contemplar numerosas torres de este tipo, como la de San Jacinto, Zalabar, Carbonera, del Asperillo, del Loro y quizás la más emblemática de todas en Matalascañas, la de la Higuera, en la cual se el paso del tiempo donde no queda más que la base derruida y volcada por la acción del Océano.

Junto a la Torre del Loro encontré un anillo oxidado. Tal vez lo único que queda de un tesoro pirata enterrado y olvidado.

Dedicado a mi chica, con la que pase unos días increíbles en las playas de la Costa de la luz.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso. Paradisiaco.De ensueño.
Maravilloso destino que conocimos, gracias a la perseverancia de dos personas queridas.

Me encanta el mar, encontrándome en una playa, el sonido y la visión de este, me embriaga, me hipnotiza.
He conocido ya unas cuantas playas, pero especialmente esta, practicamente virgen, vistas interminables de belleza, con esa arena casi blanca, el torreón en ruinas, cientos de gaviotas casi compañeras de toalla, esa magnífica muralla acorazada de vegetación, protegiéndola. La calma, plenitud y paz que transmitía todo el conjunto. Y lo mejor de todo aquello, de todo aquel paisaje de ensueño..........sabes que ha sido?, la suerte de conocerlo y caminar por aquellas playas junto a ti.
LUGAR INCREIBLE. COMO TÚ.
Gracias por ser como eres.

Pato dijo...

wow!
genial entrada!
te estaré dando visitas..me encontré con tu blog por el caminito del rey..y me gusta lo que he leído, me gusta.

saludos

Clamoxil dijo...

Tendré que ir de vacaciones más por el Sur, es muy bonito el lugar.
¿De verdad encontraste un anillo?
Que pasada encontrar tesoros que buscábamos de niños a estas edades más tardías.

Un saludo

ipecan dijo...

Yo tuve la suerte de disfrutar de esa playa hace muchos años, con ocasión de la Expo de Sevilla.
Recuerdo que era una playa casi virgen que sólo utilizabamos los que estabamos en el camping y en una residencia militar.

Un lugar paradisiaco.
http://www.niblanconinegro-madrid.blogspot.com/

belén dijo...

hola, yo soy de Almonte a la que pertenece parte de esta playa, mis padres siempre han veraneado alli en chozas, y desde luego es un tesoro que conservamos virgen, es un lugar muy especial, de ensueño y me considero muy muy afortunada de poder disfrutar de un lugar asi tanto en verano como en invierno, ya que a distintas estaciones guarda diferentes encantos..

Curro dijo...

Te has olvidado de Torre Canela en Ayamonte, recientemente restaurada y alguna que otra más.