7 de octubre de 2008

Primeras imágenes de peces abisales vivos

Una cámara filma por primera vez la vida más allá del abismo.

Un equipo de científicos graba por primera vez criaturas vivas a 7,7 kilómetros de profundidad. En las imágenes, tomadas en la fosa del Japón mediante cámaras sumergibles capaces de resistir la enorme presión, se puede observar un grupo de Pseudoliparis amblystomopsis peleándose por un poco de comida, un pez que nunca había sido visto con vida.


"La zona de la muerte"

Este tipo de peces, denominados peces caracol (de la familia de los Liparidae), viven únicamente por debajo de los 6.000 metros de profundidad, una zona con temperaturas extremas y en la que no penetra ni un rayo de luz.

La zona hadopelágica o Hadal (término que remite al Hades griego y que podría traducirse como “lugar de la muerte”) incluye las aguas y fondos marinos por debajo de la zona abisal. La presión que ejerce el agua a esta profundidad supera las 1.100 atmósferas, el equivalente al peso de 1.600 elefantes sobre el techo de un coche.
Para llegar hasta su objetivo, las cámaras sumergibles tardaron cinco horas en recorrer los casi 8 kilómetros de profundidad y permanecieron durante dos días en el fondo.

Los científicos del proyecto HADEEP, creado por las universidades de Aberdeen y Tokio, estudian desde el año 2007 los seres que sobreviven en condiciones tan extremas de ausencia de luz y escasez de alimentos. Ahora están convencidos de que hay más vida mucho más abajo.



Fuente: ADN