29 de junio de 2008

El primer error informático

El defecto de software ("bug") es un fallo durante el proceso de creación de un programa informático.

Los ingenieros creadores del ordenador Mark II, encontraron una polilla enganchada a uno de los relés del ordenador que impedía el funcionamiento del mismo.

Zumbaba la polilla aleteando hasta que quedó atrapada provocando un error en el funcionamiento de la máquina.


Origen de la leyenda acerca del primer "bug" informático conocido, se guarda la bitácora en el Smithsonian Museum.

-Murray Hopper, programadora en el Mark II pegó el insecto con cinta adhesiva en su diario y se refirió a ella como "bicho" (bug) para describir la causa del problema.

En realidad, Thomas Alva Edison ya había utilizado la palabra "bug" para indicar un defecto industrial.

Realmente el término procedía de la telegrafía y también se utilizaba en las compañías telefónicas iniciales para referirse a que había ruido en las líneas de teléfono («bugs in a telephone cable»).

Inicialmente los ordenadores eran grandes maquinas que ocupaban habitaciones enteras, el primero (Mark I) medía unos 15,5 metros de largo, unos 2,40 metros de alto y unos 60 centímetros de ancho y pesaba aproximadamente unas cinco toneladas.

Durante la Segunda Guerra Mundial se usó para el cálculo de tablas de balística.


Imagen del Harvard-IBM Mark 1, primer ordenador electromecánico.

A pesar de que era una computadora más lenta en comparación con las coexistentes con ella, como la ENIAC, se usó hasta 1959,

Nota de Microsiervos: La polilla que voló dentro de un ordenador y el origen de «bug informático»

Original entrada con Errores raros en Windows.

Se lo dedico a los seguidores de Meridianos.

3 comentarios:

eLzO dijo...

Nadie se ha dado cuenta, pero si se une la primeras letra de cada parrafo aparece algo curioso. Y no es un error informático.

Lagu dijo...

¿Un acróstico un poco egocéntrico? xD

Salu2 y enhorabuena or este blog del que soy seguidor habitual, pero hasta ahora no había coemntado nada

Bovolo dijo...

!Qué bueno lo de las letras! Jajaja!

De aquí al Código de Beale ;-)