13 de mayo de 2008

Martes y 13

"Queridos herbanos, en estas fechas tan señaladas os traigo un presenete, una potita y herbosa tradición vista en Pito Doble el blog de garrafón:




Martes y 13, un mal día para los que se dejan llevar por la superstición. Una creencia milenaria que se pierde en el tiempo y que ni los que se dejan arrastrar por ella saben porque la temen.


El origen real se desconoce pero existen diversas teorías sobre su expansión. Una de ellas es que se extendió desde Escandinavia hacia el sur de Europa y, posteriormente, a América por los conquistadores españoles. Otra de las teorías es que surgió con la eliminación de la Orden de los Templarios, el 13 de octubre de 1307, y una tercera, que se expandió de Estados Unidos a principios del siglo XX.


La venida del Anticristo y la Bestia aparecen en el capítulo 13 del Apocalipsis; en el Tarot, este número hace referencia a la muerte, y en la Última Cena de Jesucristo, luego de la cual fue crucificado, los discípulos eran trece.

El trece en la religión judía es una cifra positiva: el año bisiesto hebreo se compone de trece meses, Jacob en hebreo se escribe con trece letras o trece fueron los cuernos usados en los templos hebreos para llamar a la comunidad.

En otras tradiciones, como la Cábala, el Tarot, el Antiguo Egipcio, la Antigua Grecia o las creencias mayas y babilónicas, el trece siempre ha estado presente.

En matemáticas, para el principal teórico sobre la proporción áurea, Fibonacci, el trece es un número de su serie áurea. Y por el contrario, los herméticos de la escuela de Pitágoras consideraron el trece como "la falta de mezcla, por la simplicidad de lo inefable".


Las supersticiones con respecto al trece no tienen límite. Desde las viviendas, en las que se omite el trece en los portales (como en Florencia) o pisos y ascensores de edificios hasta en hoteles, en los que se ha llegado a crear el piso duodécimo A.

También el trece falta en los asientos de los aviones y en las puertas de embarque de los aeropuertos.

En el transporte público en Madrid no existe la línea trece de autobús y en Buenos Aires ningún tranvía con el trece circuló hasta 1913.

En los circuitos europeos de Fórmula Uno no hay pits o boxes con el número trece, se pasa del doce al catorce. Y las competiciones no se celebran el día 13.


El día Martes no se queda atrás.

"Marte", según la mitología griega, es el Dios de la guerra, por lo cual el día martes está regido por el planeta rojo, el de la destrucción, la sangre y la violencia. Además, la leyenda dice que un día martes 13 se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel...

1 comentario:

Clamoxil dijo...

Te dejas las habitaciones de Hotel...
Se saltan también el 13.

Genial entrada sobre este curioso día.
Yo soy un pelín supersticioso y este día me pone los pelos de punta solo de verlo escrito:

MARTES 13.

Un saludo