26 de enero de 2008

Virgin Galactic, viajes al espacio en el 2009


Experiencias exclusivas. Eso es exactamente lo que ofrece Virgin Galactic al puñado de ‘galácticos’ que puedan permitirse subir a bordo de su SpaceShip Two (se han roto la cabeza con el nombre).

Seis pasajeros seis, y dos pilotos, es la capacidad de esta nave espacial que partirá de su Moss Eisley particular, el Spaceport America en el desierto de Nuevo México. La SpaceShip Two es remolcada por el White Knight (definitivamente, Sir Branson no ha contratado a nadie para buscar buenos nombres), una especie de avión remolcador que lleva a la SpaceShip Two a la altitud suficiente como para que pueda emprender su viaje en solitario.

La nave alcanza en su momento estrella la altitud de 110 Km, un lugar desde donde se puede comenzar a experimentar la ingravidez, así como apreciar la curvatura del planeta tierra con un fondo de color negro ‘espacio’.

La excursioncilla dura en total solamente 2 horas y media y cada asiento de pasaje, suponemos que todos ellos en clase preferente, cuesta 200.000$ (unos 136.300€, consumiciones aparte).

Sí, yo pienso lo mismo, que con esa pasta se pueden comprar muchas gambas con gabardina de Loewe, pero bueno, así son los millonarios excéntricos, gente a la que le gusta comentar en la barra de un bar de hotel-de-cinco-estrellas-gran-lujo: ‘¿Has estado alguna vez en el mayor balneario científico de agua marina de Europa? Pues eso no es nada comparado con viajar en una nave espacial, la SpaceShip Dos, hasta 110 Km de altitud, allí donde es posible ver la curvatura del planeta y donde el resto de los seres humanos eráis tan pequeños que parecía que ni siquiera existíais…’ — Eduardo Lozano. [Virgin Galactic vía BBC]