24 de enero de 2008

El lugar habitado más frío del planeta

Monumento que recuerda el record de la menor temperatura alcanzada en un lugar habitado : -71.2º.
Los habitantes de Oymyakon, en la república rusa de Yakutia, nacen, crecen, se reproducen, sueñan y mueren prácticamente congelados. Su localidad batió récord en 1926: –71,2 grados.

Cuando los pescadores de Oymyakon, en Rusia, extraen un pez de las aguas cubiertas de hielo, bastan 30 segundos para que esté congelado: tieso como una tabla. Aquí la leche no sabe de estado líquido: sólo se vende en bloques helados de color mármol. A partir de 52 grados bajo cero dan día libre en la escuela, y el gran acontecimiento del año es el Festival del Polo de Frío. Entonces, Dschis Chan, el señor del invierno yakuto, encarnado por el profesor de gimnasia de la localidad, invita a sus colegas Padrecito Invierno de Moscú y Santa Claus de Finlandia a comer filetes de reno y a ponerse ciegos de vodka.

La última vez, Santa Claus casi echa a perder la fiesta porque se bebió nada menos que 10 botellas en 48 horas para combatir el frío. Oymyakon es el polo helado de la Tierra; en 1926 alcanzó la temperatura más baja registrada jamás en territorio habitado: 71,2 grados bajo el punto de congelación. La localidad está situada en el noreste de Rusia, en una meseta a 750 metros sobre el nivel del mar: allí donde el invierno dura como mínimo nueve meses.

Pues bien, para alcanzar este lugar irreal aguantamos (es noviembre) a 34 grados bajo cero en el aeropuerto de Jakutsk, esperando a que por fin se abra la puerta del avión, que se ha congelado por completo. A bordo del aparato de hélice, con cortinas azul claro en las ventanillas, los pasajeros llevan botas de piel de reno. La azafata reparte periódicos. Y en ellos se lee que, en algún lugar de las montañas, un criador de renos resultó gravemente herido al caer del caballo y tuvo que esperar semanas a que acudieran en su ayuda, así que en el ínterin se amputó él mismo los dedos de los pies helados con un cuchillo de monte y logró sobrevivir.La foto muestra a un nativo típico, menudo y vigoroso, de cara pálida, mejillas redondas, nariz chata y ojos que asoman por unas ranuras diminutas.



Oymyakon es una ciudad de 800 habitantes al este de Siberia, con una latitud de 63°, que ostenta el récord de ser la más fría del mundo. En el continente antártico hay bases científicas que han registrado valores notablemente más bajos, pero pasar un día de invierno en esa zona de Siberia es una experiencia inolvidable.De entrada digamos que el 6 de febrero de 1933 registraron una temperatura de 68° bajo cero, la más baja del hemisferio norte. Esta localidad está situada entre dos montañas que superan los 1.000 metros.

Bonito atardecer a -49 grados.
Con situaciones anticiclónicas, que son las más frecuentes en invierno, el aire frío se estanca en las zonas bajas provocando fuertes inversiones térmicas. Se han observado el mismo día mínimas de -50° en Oymyakon y de -35° en las cimas de las montañas que la rodean. El aire permanece inmóvil, estático. Nada se mueve. Si se lanzara un jarro de agua hirviendo al exterior, inmediatamente, con un ruido muy especial, se transformaría en hielo que caería al suelo. Por debajo de los -50° es mejor no salir al exterior o, si se hace, no se puede dejar ni un centímetro de piel al exterior. Nuestros tejidos se congelarían inmediatamente y padeceríamos graves lesiones.

Un pequeño arco iris en un cielo claro ,creado por los cristales de hielo en la atmósfera.
Si se llama a la puerta de una casa de Oymyakon, una vez dentro no se encontrará en el vestíbulo sino en un congelador: en la primera habitación de la casa se guarda la comida que se quiere congelar de forma natural. La temperatura media de las máximas en el mes de enero es de -48° y la de las mínima, -53°. Curiosamente, en verano las máximas alcanzan con facilidad los 30° positivos.

Mas fotografías de Oymyakon aquí



Visto en el País :El lugar más frío de la Tierra y El Periódico. ¿Como es la vida en Oymyakon?

3 comentarios:

Carlos Alberto dijo...

Excelente tu post. He estado mirando tu blog y lo encuentro buenísimo. ¿Cómo es posible que no tengas comentarios?

Lo de este pueblo ruso me dejó atónita. ¿Cómo puede la gente vivir ahí voluntariamente? Es insólito.

Anónimo dijo...

Santa Claus de Finlandia... ¿no? Entonces llámale Joulopukki y explica que es el nombre de lo que en el resto del mundo se conoce como "Santa Claus". O Mejor aún, si escribes en español, y traduces "Padrecito Invierto", llámale Papá Noel

Anónimo dijo...

Me equivoqué, quería decir Joulupukki http://www.joulupukki.fi/
^^